Los superhéroes llevan desde tiempos inmemoriales en nuestras vidas, desde los cómics hasta las películas y series de hoy en día. Gracias a los avances y nuevas plataformas que han ido apareciendo, se puede disfrutar de sus aventuras prácticamente en cualquier momento y sin importar el lugar. Es el caso de Damir Carter, un niño estadounidense de 13 años cuyo plan favorito por las noches es ver la serie 'The Flash' desde su dispositivo móvil.

Todos sabemos lo difícil que resulta apagar el móvil, la tablet o el ordenador en medio del visionado de una serie. Pues Angela Borden, la madre de Carter, lo sabe mejor que nadie, ya que la lucha que mantiene con su hijo y las series a la hora de dormir es habitual. Carter debía estar dormido a las nueve y media de la noche, pero el joven decidió quedarse despierto viendo 'The Flash' a escondidas en la cama desde el teléfono móvil.

Gracias a la desobediencia del niño, pudo salvar a su familia de un grave incendio que se produjo en la vivienda familiar. Alrededor de la una de la madrugada, mientras su madre dormía, el pequeño escuchó lo que él creía que sería el gato de la familia golpeando algo en el baño, y decidió levantarse para descubrir que, en su lugar, se trataba de un incendio que inundaba su pasillo: "Fui a levantarme para ver cómo estaba y vi humo en mi pasillo y luego vi el fuego", relató Carter a NBC Filadelfia.

El niño inmediatamente gritó para despertar a su madre. El padre estaba trabajando de madrugada, por lo que no estaba en la casa durante el accidente. Gracias a que Carter decidiera desobedecer a su madre y trasnochar mientras veía a su héroe Flash, la familia pudo escapar sana y salva de la vivienda, y hasta pudieron salvar a algunas de sus mascotas.

El incendio fue causado por el sobrecalentamiento de una regleta y, desafortunadamente, para la familia no fue nada nuevo, ya que cuatro años atrás otro incendio destruyó su antigua casa. La madre ha agradecido el acto de rebeldía de su hijo ya que "si él no hubiera estado despierto, no sé qué habría pasado, porque en unos cuatro minutos la cocina ya estaba en llamas".