'Sex Education' estrenaba su primera temporada en enero de 2019 presentándonos a un grupo de estudiantes de instituto quienes van consultando muchas de las dudas que tienen sobre sexo a Otis Milburn (Asa Butterfield) y Maeve Wiley (Emma Mackey) quienes han creado un consultorio clandestino.

La ficción es todo un éxito y tras ver su segunda temporada ya está confirmada una tercera entrega de la serie. Entre el reparto destaca la gran interpretación de Ncuti Gatwa quien encarna al genial Eric Effong, el mejor amigo gay de Otis.

Ahora Ncuti ha concedido una reveladora entrevista a 'The Big Issue' donde ha hablado de lo duro que ha sido para él lograr ser actor y las terribles experiencias que ha tenido que pasar hasta conseguir hacerse un hueco en la esta industria. De hecho declara que se vio en la calle antes de conseguir su papel en 'Sex Education'

"Mudarse a una nueva vivienda significaba pagar la fianza y el alquiler del primer mes", empieza relatando su historia.

"Tuve que tomarme un tiempo libre para adicionar para los papeles que no estaba consiguiendo. Cuando no logré suficiente trabajo temporal, me retrasé en el alquiler. Al final de mi segundo mes de desempleo, me había quedado sin ahorros", explica.

"Ser un hombre de 25 años sin dinero ni trabajo afectó a mi autoestima. El rechazo se hizo insoportable. Las audiciones no eran solo trabajos de actuación, eran líneas de vida", apunta.

"No podía decírselo a mis padres porque ya me sentía como un desastre. Me habían advertido que actuar era una profesión inestable y sabía que mis padres no podían apoyarme financieramente. Les aseguré que iba a trabajar lo más duro posible para que esta carrera sucediera, así que su arduo trabajo, como inmigrantes que huyeron de Ruanda y sacrificaron todo por mí, no sería en vano. Pero no cumplía mi promesa".

"Me sentí culpable, avergonzado, un poco patético", dice Ncuti Gatwa sobre la sensación que tenía de él mismo durante esta cruda etapa de su vida.

"Mientras estaba parado en la calle con mis maletas, se me ocurrió un pensamiento: 'Estoy sin hogar'", pero gracias a la generosidad de dos amigos pudo salir adelante.

"Me quedé con una de ellas en su casa y otro me mandaba dinero para comida cada semana. Su generosidad fue increíble pero difícil de aceptar, ya que significaba aceptar en lo que se había convertido mi situación, y era una situación que apenas podía comprender".

El actor explica que siempre intentó dar la impresión de estar bien aunque su situación fuera, en la realidad, muy complicada: "Estaba trabajando en Harrods temporalmente. Me despertaba de la cama que compartía con mi mejor amiga, salía de casa con una gabardina de aspecto elegante y zapatos brillantes fuera de lugar. Me felicitaron tener un look tan presentable".

"Cuando perdí peso debido a que solo comía una vez al día, la gente decía lo delgado y saludable que me veía", confiesa.

Una experiencia que le afectó a su salud mental: "Tuve depresión. Pero nunca dejé que la gente supiera lo deprimido que estaba. Habría sido otra carga para mis amigos. Mi mente se convirtió en mi mayor enemigo".

Seguro que te interesa:

La dura historia de George Robinson, Isaac en 'Sex Education': "No puedo usar los brazos ni las manos"