Melissa Benoist ha compartido con el mundo que es una superviviente de violencia doméstica relatando la situación en la que se sintió atrapada durante un largo tiempo.

La actriz, que se dio a conocer muy joven en 'Glee' y ahora es la protagonista de 'Supergirl', reconoce que está muy nerviosa pero que si su historia puede servir para animar a otras a buscar ayuda y salir de una relación abusiva, sentía que debía hacerlo. "Todo el mundo merece ser amado sin violencia, miedo o daño físico".

"El largo y arduo camino de la curación y reconciliación me ha traído hasta este momento en el que me siento lo suficientemente fuerte como para hablar abiertamente de mi experiencia con honestidad y sin vergüenza", añadía en Instagram después de publicar su poderoso vídeo.

"Todavía es difícil para mí diseccionar qué estaba pensando y sintiendo que me impidió frenar lo que parecía un tren de huida desbocado".

Durante el relato Melissa cuenta cómo al principio comenzó con agresiones verbales o celos en cuanto a su trabajo, sus compañeros o la ropa que llevaba.

"El primero fue cuando me lanzó un vaso a la cara, y aunque la mandíbula me ardía y estaba cubierta entera por el líquido, estaba más preocupada por limpiar el sofá, cuando acababa de ser abusada".

La actriz reconoce con voz temblorosa que poco a poco ella fue cambiando también, porque "la ira es contagiosa" y ella misma empezó a empequeñecerse con la vergüenza.

"Creé una doble vida, donde la Melissa en público sonreía y funcionaba y no tenía nada que ver con el infierno que estaba viviendo en casa. Tenía que rechazar papeles y audiciones y cada vez cortaba más lazos con la gente que me rodeaba".

"La mayor verdad es que aprendí lo que era que me atraparan y abofetearan repetidamente, puñetazos tan fuertes que perdía el aire, arrastrada por el suelo del pelo, pellizcada hasta que mi piel se rompía, empujada contra una pared tan fuerte que se rompía, o ahogada".

En el punto más desgarrador del vídeo, la joven cuenta cuál fue su punto de inflexión cuando su pareja le tiró un móvil a la cara que destrozó su iris y casi se lleva por delante su glóbulo ocular, laceró su piel y rompió su nariz. Su visión "nunca volverá a ser la misma", asegura.

"Esto no iba a poder esconderse fácilmente, así que creamos una historia para cubrirlo y me llevó al hospital. Esto había ido demasiado lejos".

Este ha sido el punto en el que todo Internet ha atado los cabos en cuanto a quién era su maltratador. Aunque Benoist no ha dado nombres en ningún momento, el accidente de su cara en 2015 coincide con su matrimonio con el actor de 'Glee', Blake Jenner, e incluso la historia que "decidieron" contar al mundo es la que oficialmente se conocía en los medios.

Melissa Benoist y Blake Jenner en 2016 | Getty

Finalmente, Melissa consiguió confesar su situación a una amiga y los hechos se fueron sucediendo. "Afortunadamente cuanta más gente dejé entrar, más me fortalecía. Y nunca perdí el sentido de claridad que me decía, 'no te mereces esto'".

"Romper ese ciclo es la decisión que más me ha empoderado y recompensado en mi vida. Seguiré recuperándome de esto el resto de mi vida, y no pasa nada".

Después de su sincero mensaje, tanto la actriz como su ex pareja Blake Jenner llevan horas siendo tendencia y Melissa ha recibido una ola de apoyo y cariño por parte de fans de todo el mundo.

La actriz está ahora felizmente casada con el también actor Chris Wood ('Crónicas Vampíricas'), desde hace apenas unos días.

· · ·

Seguro que te interesa

La madre de Cory Monteith ('Glee') relata el escalofriante momento en el que se enteró de su muerte con Lea Michele