El estreno de 'The Witcher' está a la vuelta de la esquina y por fin vamos a poder ver a Henry Cavill en acción dando vida a Geralt de Rivia, el protagonista de la saga de novelas escritas por el polaco Andrzej Sapkowski en las que se basan la serie.

El actor se ha metido de lleno en el papel y ha hecho un trabajo muy duro durante meses para que el resultado sea el mejor posible. Primero se ha sometido a un duro entrenamiento físico, que pudimos ver el resultado en unas imágenes que dieron la vuelta al mundo, pero también ha trabajado mucho en los aspectos internos del personaje.

Ahora, durante la promoción que está haciendo de la ficción Cavill ha confesado a 'Digital Spy' que tuvo que en mitad del rodaje cambio uno de los aspectos más evidentes de Geralt con el que le daba un sentido muy diferente al brujo: "Tenía que encontrar algo que representara la franqueza y la dureza de Geralt de una forma inmediato para que todos entendieran quién era el personaje en su interior, y encontré la voz que hizo eso. Sucedió de una manera natural un día para una escena".

"Al final de la escena pensé: '¿Acabo de hacer una escena completa con una voz diferente a la que había hecho anteriormente?' Regresé y por la noche lo revisé dándome cuenta de que lo había hecho", puntualiza.

De esta forma, Henry se dio cuenta que la voz que había encontrado era la que estaba buscando pero claro ya habían grabado escenas donde hablaba de otra manera distinta. Entonces el británico quiso pedir perdón a la showrunner de la serie, Lauren Schmidt Hissrich, y al director, Alik Sakharov.

"Después hablé com Alik, el director, y Lauren. Les dije, 'Mirad esto es lo que he hecho. Antes de nada, lo siento, y segundo, realmente me gusta. ¿Qué pensáis al respecto? Ambos lo escucharon y creo que les gustó. Estoy muy contento de haberlo hecho porque para mí es una representación muy fuerte de quién es Geralt. Un medio de hacer mucho más con mucho menos", termina diciendo.

Seguro que te interesa:

'The Witcher': La imagen de Henry Cavill que está dando la vuelta al mundo por sus increíbles músculos