ObjetivoTV » Actualidad » España

POLÉMICA

'Sálvame Deluxe' pagó 5.500 euros por el 'show' del esclavo sexual

El maltratador no fue detenido tras el porgrama de Telecinco, pese a lo dicho por los responsables del mismo.

Sálvame Deluxe

Telecinco Sálvame Deluxe

Publicidad

Objetivo TV | Madrid
| 31.01.2011 13:45

Que un maltratador condenado se jacte de ello en un programa de máxima audiencia durante el prime time es algo que no debería volver a pasar nunca. Desgraciadamente hay que decir "volver" porque ya ha ocurrido: el programa de Telecinco 'Sálvame Deluxe' invitó a un maltratador condenado a su plató, como parte de un montaje que les "salió rana". 

El diario 'La Gaceta' publica hoy un artículo en la que se informa de que los responsables del programa que presenta Jorge Javier Vázquez no se pusieron en contacto con la Policía tras estos hechos, ni la Policía con el programa ni el maltratador. Por su interés y declaraciones exclusivas, acontinuación reproducimos la información de 'La Gaceta'. 

UN MONTAJE CON UN MALTRATADOR
El supuesto esclavo sexual que acudió el pasado 14 de enero al plató de 'Sálvame', y resultó ser un condenado por maltrato, fue al programa para denunciar la discriminación del hombre como consecuencia de la Ley de Violencia de Género. Una ley que le llevó a prisión, según él, de forma "injusta": "Pasé 70 horas de calabozo en calabozo y eso no se me olvida", señala el individuo en exclusiva para La Gaceta. 

El supuesto esclavo sexual fue condenado a un año de cárcel por enviar SMS amenazadores a una amante con la que en realidad mantenía un juego sado-maso. Finalmente, le conmutaron la pena de privación de libertad por un curso para maltratadores, que actualmente está siguiendo en la facultad de Psicología de la Universidad Complutense. 

OPORTUNIDAD
Con estos antecedentes, el supuesto esclavo decidió aprovechar la ocasión de ir a un programa de máxima audiencia para lanzar su mensaje. A través de una conocida suya se pone en contacto con Tammy, ex concursante del reality 'La casa de tu vida'. El motivo es acudir a un plató de televisión como esclavo sexual suyo, a lo que él accede. Conoce personalmente a Tammy unas horas antes del programa (aunque en directo ella asegura que le conoce desde hace cuatro años).

Al llegar a Telecinco, antes de entrar en el estudio, firman un contrato que establece que Tammy cobrará 5.500 euros por su show. Él tan sólo cede su imagen, aunque había pactado con Tammy que ésta le abonará 500 euros cuando cobrara. Durante la espera, el supuesto esclavo habla con Kiko Hernández (colaborador de 'Sálvame') para que le asegure que tendrá acceso a un micrófono, a pesar de que él no podría hablar. 

Tammy y su esclavo aparecen en escena. A todos les parece un show divertido. Hasta que el programa da un giro: el esclavo se rebela y se reconoce como maltratador. Tras mostrar su condición de maltratador es invitado a abandonar el plató. Un guardia de seguridad lo acompaña a la salida y, en contra de lo señalado por el programa, ni llaman a la Policía ni la Policía se ha puesto en contacto con él.

Publicidad