Hugo Silva y Michelle Jenner protagonizaron una de esas historias de amor épicas que aún se siguen recordando en 'Los hombres de Paco'. La serie se convirtió en todo un fenómeno en Antena 3 allá por 2005 y ahora se cumplen 10 años de su último capítulo.

Lucas y Sara fueron una parte imprescindible de la serie y nos dejaron grandes escenas románticas para el recuerdo, como el importante momento que puedes ver en el vídeo de arriba.

Nos hemos puesto nostálgicos y hemos recordado esos grandes discursos que Lucas Fernández y Sara Miranda se dieron durante los años de la ficción. ¿Cuál es tu frase favorita? Puedes volver a revivir todas sus escenas en ATRESplayer PREMIUM.

"Te regalaría una bola del mundo para jugar contigo a cerrar los ojos y hacerla girar y señalar los sitios donde podríamos ir juntos... ¿Sabes la cantidad de lugares donde podríamos ser felices tu y yo?" (Sara).

"- ¿Parece que va a llover significa que me quieres, como un código secreto? ¿Me lo dirás cada día? - Cada día" (Sara y Lucas).

"Yo sólo iría contigo al aeropuerto para coger un avión y llegar a una playa perdida... y comernos a besos... hasta que me olvide de qué día es y me vuelva loca de tanto quererte" (Sara).

Nuestras historias de amor | Antena3.com

"¿Sabes? Ya sé por qué te quiero, te quiero porque eres "casa", da igual lo que pase ahí fuera, porque juntos somos casa y todo está en paz. Vienes aquí y te duermes en mis brazos y yo me quedo toda la noche mirándote porque es lo más bonito que puedo hacer, tú eres mi casa y yo soy tu casa. Te quiero" (Sara).

"¿Sabes? Yo también sé por qué te quiero. Porque haces las cosas fáciles, y si tuviera que elegir un sitio para vivir sería tu cuarto. Debajo de tu cama el mundo es tan pequeño que parece que no puede pasar nada más, y a mí no me hace falta que pase nada más, si estoy contigo. Te quiero" (Lucas).

"¿Sabes por qué a la gente le gusta estar enamorada? Porque cuando estás enamorado, te sientes vivo, y eres... como un niño. Y a todo el mundo le gusta ser un niño" (Sara).

"Sara, no digas nada, abrázame, solo abrázame por favor, solo necesito eso. Necesito sentir que estás a mi lado, quiero sentir que me arropas con tu calor, sólo quiero un abrazo tuyo para tener algún motivo por el que seguir luchando. Estoy desolado y sólo quiero tenerte a ti cerca, no quiero ver a nadie, no quiero hablar con nadie que no seas tú, solos tú, yo, y mi dolor" (Lucas).