COMIDA QUE AYUDA

¿Se puede prevenir el mal aliento con la comida?

El mal aliento es un problema que existe por no tener una correcta higiene bucal, pero puede existir un modo, en el que cuando no podamos lavarnos los dientes, podamos reducir esa circunstancia. Ya que algunas comidas pueden conseguir reducir el mal aliento. Te lo contamos.

Publicidad

Es fundamental para nuestra higiene diaria, lavarnos los dientes después de cada comida. Este acto que debemos de realizar permite protegernos ante el desarrollo de sarro, caries u otras infecciones bucales. Además, es fundamental para reducir la halitosis. Sin embargo, curiosamente hay otras formas de prevenir el mal aliento, la clave está en los productos que ingerimos cada día.

Enjuagarse la boca
Enjuagarse la boca | iStock

Reducir mal aliento con alimentos

El mal aliento se produce por la presencia de bacterias en los restos de comida. Estas bacterias se acumulan por encima y alrededor de los dientes y provocan la presencia de placa bacteriana. Otra de las causas puede ser consumir habitualmente productos muy fuertes, como por ejemplo el tabaco.

Por otro lado, hay alimentos concretos que tienen la capacidad de frenar la descomposición de estos restos, y, por lo tanto, al frenar la descomposición, no se genera tanta bacteria impidiendo mal olor dentro de nuestra cavidad bucal.

Estos productos son los alimentos fermentados. El yogurt, el pan de masa madre, el kéfir o el miso son algunos ejemplos de estas comidas que poseen estas características. Las bacterias que contienen denominadas probióticas son mucho más fuertes y actúan sobre el resto de las bacterias, permitiéndonos combatir ese olor dentro de nuestra boca.

Desvelan la historia evolutiva de las bacterias de nuestra boca
Desvelan la historia evolutiva de las bacterias de nuestra boca | Sinc

Además, los productos fermentados tienen otros beneficios dentro de nuestro organismo bastante curioso, entre los cuáles podemos destacar mejorar la digestión y la capacidad de absorción de los nutrientes en nuestros cuerpos.

No es que, estos productos sustituyan al cepillado dental, ya que no tienen toda la capacidad para hacer frente a todos los momentos, sí que puede ser un complemento, que nos ayude en circunstancias concretas, pero no tienen la fuerza necesaria para sustituir al lavado de nuestros dientes. Por ello es importante mantener una buena higiene bucal, tanto para la salud de nuestra dentadura como para reducir este miedo al mal aliento.

Novamas» Vida

Publicidad