NovaMás » Moda

MODA SOSTENIBLE

Ropa de segunda mano: más nueva de lo que piensas

Rompemos con el estigma de la ropa reciclada para que la compres con total confianza.

Tienda con ropa de segunda mano

Tienda con ropa de segunda mano Pixabay

Publicidad

Siempre hay un momento del año en el que abrimos nuestro armario para escoger un look y vemos que nada nos satisface. Las prendas que cuelgan de las perchas las vemos pasadas de moda, demasiado usadas o, simplemente, ya no encajan con nuestro gusto, y es entonces cuando decidimos hacer un cambio de vestuario.

Cuando tomamos la excitante decisión de ir de compras, siempre acabamos visitando los grandes comercios, que se adueñan de las tendencias del street style. Pero, en la otra cara de la moneda, existen otros locales que venden ropa con una filosofía diferente.

Hablamos de las tiendas de ropa de segunda mano, unos comercios que siempre han tenido un papel secundario dentro del mundo de la moda, muchas veces provocado por prejuicios y estigmas. Seguro que alguna vez has puesto en tela de juicio la calidad de la ropa de segunda mano y te has abstenido de comprarla.

Para romper con este tabú, en NovaMás hemos hablado con Lidia Hernández, propietaria de la tienda de ropa de segunda mano ZUZEU, ubicada en Tolosa (País Vasco), para que nos explique los motivos por los cuales es tan importante comprar ropa de segunda mano y desmontar las creencias que nos hacen desconfiar respecto a este tipo de prendas.

Ropa de segunda mano como nueva

Todas las prendas que se venden en ZUZEU están en perfecto estado, ya que su vendedora las recoge directamente de la persona donante. “No es lo mismo acudir a un contenedor con ropa de la que deshacerte, que venir a venderla a ZUZEU. Digamos que aquí se da más la cara y cuando vienes al local a presentar tu producto traes tus mejores galas”, explica Lidia.

Las condiciones higiénicas también son de lo más puristas, de hecho, la propietaria de ZUZEU confiesa que al inicio del proyecto las prendas que vendía recibían hasta tres lavados: “Al comienzo, llevaba todas las prendas a la tintorería, después me daba cuenta de que las donantes también la habían lavado antes de traerla y que las compradoras de la tienda también la echaban a la lavadora. A día de hoy, les tengo que rogar que no la planchen porque se arruga por el camino”, asegura.

Criterios de selección exigentes

Aparte del buen estado de la ropa que se vende en tienda, Lidia no expone cualquier tipo de ropa, sino que selecciona las prendas con mimo, para que se ajusten a los gustos de sus clientas: “Con el paso de los años y la experiencia adquirida reciclando ropa me he formado una idea aproximada de qué se vende y qué acaba quedándose en el almacén. También es cierto que tengo una clientela de lo más variada, tanto en edades como en gustos”, continua. “Así que, mi objetivo siempre es tener ropa que vaya a gustar a cada una de ellas”, añade.

Por otro lado, la ropa que se expone en la tienda a lo largo de la temporada, no está escogida al azar. Es decir, no se expone según va llegando por parte de las donantes, sino que, al igual que las tiendas de ropa comunes, también se ofrece por colecciones. Según Hernández, estoda valor y sentido al producto que vendes.”

¿Por qué debemos comprar ropa de segunda mano?

Si todo lo expuesto hasta ahora aún no te ha convencido, te damos los motivos definitivos por los que debes consumir ropa de segunda mano sin prejuicios y de forma habitual.

El precio

El factor económico también es algo que debemos tener en cuenta en el momento de decidirnos por comprar ropa de segunda mano, ya que como máximo las prendas cuestan un 40% respecto a su precio original.“El precio tiene que ser de Wooow”, reconoce Lidia.

Ropa sostenible

A estas alturas, todas ya sabemos que reciclar es una de las maneras más eficientes de ser respetuosos con el medio ambiente: “Estoy segura de que llegará el día en el que priorizaremos la moda sostenible (segunda mano, marcas que usan tejidos de materiales reutilizados o nuestras jóvenes costureras con sus pequeñas marcas) por encima de todas las demás”, explica Lidia.

Valor emocional

Las prendas de segunda mano tienen un valor emocional añadido, ya que es ropa con un pasado y una historia. La propietaria de ZUZEU reivindica este hecho diferencial, “Creo en el valor de la nostalgia y del tiempo pasado”.

Además, las prendas también guardan autenticidad, ya que al estar al margen de las tendencias que marcan las grandes marcas, “la segunda mano te da muchas más opciones de diferenciarte porque puedes mezclar lo de ahora con lo de antes y eso da mucho juego”, añade Hernández.

“Pienso, también, que las nuevas generaciones traen consigo la reivindicación de ser ell@s mismos ya en el propio ADN, y que el futuro de todos depende de la consciencia sobre qué y cómo consumimos. Y me alegra mucho saber que, con ellos, nuestro futuro está en muy buenas manos”, concluye Lidia desde ZUZEU.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Errores por los que tu ropa envejece en el armario

Publicidad