ABRE SU CORAZÓN

Sara Carbonero revela una dura conversación con su hijo durante la quimioterapia: "Mamá, tienes las cejas grises"

Sara Carbonero padeció en el año 2019 un cáncer de ovario que trastocó su vida y la de los que la rodeaban. Mediante su cuenta de Instagram ha compartido un selfie frente al espejo tocándose el pelo y abriendo su corazón sobre cómo vivió el proceso de quimioterapia y algunas de las vivencias que compartió con sus hijos durante este duro proceso.

Sara Carbonero, en Madrid

Publicidad

El 10 de mayo de 2019, Sara Carbonero anunciaba en sus redes sociales que le habían detectado un cáncer de ovario. Durante todo este proceso, la periodista siempre ha recibido el apoyo de su exmarido Iker Casillas, de su madre y de sus amigos, pero sobre todo de sus hijos. Ahora, Sara Carbonero ha decidido hablar públicamente de cómo vivió ella y sus hijos el proceso de la quimioterapia. Lo ha hecho con un carrusel de fotografías en su propia cuenta de Instagram en el que se la ve haciéndose un selfie frente al espejo. Cuatro fotografías en las que cada una de ellas contienen un significado especial en el duelo al que tuvo que enfrentarse la presentadora.

Las dos primeras publicaciones son un selfie mirándose en el espejo y tocándose el pelo. Misma fotografía, pero distinto color. Una con colores más saturados y otra en blanco y negro. Como todas las personas cuando nos hacemos una foto, ella también se saca defectos porque parece que nunca terminamos de gustarnos: "Que si un ojo bizco, que si muy seria, la mirada melancólica, que si te sonríes mucho a ti misma es muy forzado". La periodista se mira al espejo con la intención de tomar conciencia sobre sí misma: "Yo cuando me miro al espejo, lo hago para tomar conciencia de mí misma, lo utilizo como herramienta clave para mejorar mi autoestima".

Sara Carbonero
Sara Carbonero confiesa cómo vivió el duelo del cáncer y el apoyo que recibió por parte de sus hijos pequeños: “Llegué a pasar cuatro meses sin mirarme al espejo” | Gtres

Y, con este selfie frente al espejo, Sara ha querido confesar que no siempre esto ha sido así. Por causas de la vida dejó de mirarse en el reflejo porque no se reconocía. Se refiere a cuando tuvo que someterse a quimioterapia después de que le diagnosticaran cáncer: "Por causas de la vida, ya he transitado épocas en las que huía de ellos porque no reconocía a la persona que me mostraba el reflejo, llegué incluso a pasar tres o cuatro meses sin mirarme en uno".

En la tercera imagen de la publicación ha querido mostrar también cómo intentó naturalizar la situación con sus hijos pequeños. Lo expresa mediante una frase que le dijo su hijo. Sara se encontraba en el sexto y último ciclo de quimioterapia: "Yo estaba en la cama, sin poder moverme y mi hijo mayor se tumbó conmigo". Martín, la observó y expresó: "Mamá, tienes las cejas grises". Por dejar de mirarse en el espejo, Sara obviaba que había perdido todo el pelo de las cejas. Una dura conversación que asegura que no se le borra de la memoria, pero que gracias a la capacidad de adaptación de su hijo fue todo menos traumático.

La cuarta fotografía, una captura de una canción con el título That I Would Be Good de la artista Alanis Morissette. Contiene frases reveladoras como "que yo estaría bien, si me enfermara y me quedara", "que yo estaría bien, si perdiera mi cabello y mi juventud".

Sara Carbonero ha recibido un aluvión de comentarios y apoyo de sus seguidores y de otras compañeras y artistas como CristinaPedroche o IndiaMartínez. También muchos usuarios han compartido sus testimonios y han querido plasmar la importancia de que "personas como ella visibilicen esta realidad".

Novamas» Gente

Publicidad