El aguacate es una fruta muy apetitosa y llena de nutrientes. En los últimos tiempos se ha popularizado, protagonizando ensaladas, tostadas y fotos de Instagram. Sin embargo, antes de comerte una de estas frutas deberías prestar atención a una de sus partes y, ante todo, no quitarla. Te contamos qué parte es y por qué no debes separar esta parte del aguacate.

Al ir a la tienda, siempre intentamos escoger la fruta que más madura esté o, si queremos que nos dure más tiempo, intentamos comprar las piezas más verdes. A la hora de elegir un aguacate pasa lo mismo, ya que si lo compramos muy maduro lo tendremos que comer inmediatamente y si está muy verde tendremos que esperar para comerlo.

Para conseguir que una fruta madure o, por lo contrario, que no se estropee a las pocas horas de tenerla en casa, es imprescindible saber en qué lugar debemos almacenar cada clase. Si tienes dudas acerca de cómo conservar mejor los alimentos, en este vídeo te explicamos dónde debe ir cada fruta para que se conserve mejor y no se eche a perder rápidamente.

El aguacate, palto o persea americana es una fruta procedente de Centroamérica. La alta demanda actual de este producto ha hecho que su producción se multiplique considerablemente y que sus cultivos se hayan extendido a otras zonas del planeta para dar a basto a las necesidades del mercado.

Esta fruta es famosa por sus múltiples propiedades, entre las que se encuentra la grasa saludable, como la que contiene el aceite de oliva. Además, también es rico en vitamina C, E y una gran variedad de minerales.

Con su forma de pera y su piel dura y oscura, el aguacate se ha convertido en un imprescindible para los amantes de las frutas. Sin embargo, hay una parte de este producto que debes conocer y que no debes separar. Te decimos cuál es y por qué en el vídeo superior.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Así puedes abrir y deshuesar un aguacate en menos de 20 segundos

Los trucos definitivos para hacer madurar un aguacate en cuestión de segundos