Hacer una barbacoa siempre es un buen plan para pasar un día soleado junto a tus amigos y familia. Sin embargo, muchas personas optan por hacer otro tipo de comida por lo complicado de mantener un fuego encendido o por el rechazo a los productos y pastillas químicas para avivar las llamas. No obstante, existe una alternativa al carbón y a los geles de encendido muy sencilla y natural. Esta es la piel de naranja. En el vídeo superior te contamos por qué y cómo funciona.

Aprovechar un día de calor para invitar a gente a tu casa y preparar una pequeña barbacoa en el jardín es un placer. No sabemos si es por la comida o por la bebida pero este plan siempre termina siendo de lo más divertido.

Ir al supermercado, comprar un paquete de chorizo, otro de morcilla, unas chuletas y pancetas y unas mazorcas de maíz hace que cualquier persona invitada se vea incapaz de no acudir a dicha reunión. Aunque el proceso de empezar a cocinar los productos y comerlos es de lo más agotador. Sobre todo porque la persona que hace la barbacoa termina siempre comiéndose la comida fría y las sobras del resto de invitados.

Por ello, te recomendamos ver el vídeo superior y conocer el truco con la piel de naranja para encender un fuego que te ahorrará una gran cantidad de tiempo y esfuerzo, y te permitirá disfrutar de la comida junto con el resto de comensales sin perder la paciencia en el intento.

Además, este truco es completamente natural, y te permitirá evitar utilizar los químicos y productos comunes para hacer barbacoas que afectan, aunque no lo notemos, a los alimentos y a nuestra misma salud.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Cada cuánto tiempo se debe limpiar la fregona?

Cómo limpiar las puertas de madera correctamente