Novalife » Útil para ti

HUMEDAD EN CASA

Cómo evitar que el polvo se pegue a los muebles

Es posible que la mayoría de suciedad que se crea en el hogar se produzca dentro de este y no por agentes externos. Si encima contamos con que nuestra casa tiene problemas de humedad, el momento de limpiar se volverá tedioso. En el vídeo te mostramos qué puedes hacer para evitar que los ácaros se reproduzcan en los muebles.

Publicidad

El menaje y los accesorios que tenemos en nuestras casas son los causantes de liberar la polvareda que impregna el mobiliario. Contar con humedad en el hogar aumenta la cantidad de partículas tóxicas en muebles y agrava los trastornos para la salud. En el vídeo te contamos cómo lidiar y evitar que el polvo se pegue en los muebles.

Existen miles de especies de ácaros, pero todos son igual de perjudiciales para la salud. Alguna de estas especies es tan pequeña que casi es imposible de ver por el ojo humano, como en el caso del polvo. Sobrevive en condiciones extremas y es el causante de que muchas personas padezcan alergia.

Los ácaros pertenecen a la familia de las arañas. Son diminutos y habitualmente viven en textiles y ambientes cerrados. Es cierto que el polvo depende en gran medida del sitio en el que vivamos y, en ocasiones, de los agentes externos a los que individualmente nos exponemos. Aun así, existe un denominador común: viven debajo de armarios y muebles sin excepción.

Las escamas de animales, tierras, harinas… son lo que producen la formación de polvo. Sin embargo, la suciedad general es la que favorece su aparición. Por lo que podemos derribar mitos como que su formación se debe a escamas de nuestra piel.

El peligro de la humedad

Los hongos en el hogar causados por la humedad esconden riesgos que pueden llegar a ser muy perjudiciales para el organismo. Habitualmente ignoramos manchas de la pared o malos olores y estos pueden ser, a la larga, un peligro. En muchos casos, creemos que con una limpieza bastará, pero puede ser dañino si no se hace en profundidad. La dificultad de respiración o alergias son algunas de las afecciones más comunes que se pueden dar en el cuerpo por la exposición continuada al moho.

El moho se origina por la condensación de agua que se queda en el aire y se incrusta en cimientos y losas. Algunas de las causas más comunes que puede generar convivir con moho son: tos seca, irritación de la garganta, dolor en la musculación o debilidad en articulaciones.

No obstante, existen maneras de evitar que ocurra esto. Aunque la eliminación de moho, humedad y polvo es algo muy tedioso y difícil, siguiendo los consejos que te damos en el vídeo podrás prevenir la aparición temprana de ellos.

SEGURO QUE TE INTERESA

Trucos para reducir la factura de la calefacción

Cómo conseguir más espacio en casa

Publicidad