Frente a los que repiten, machaconamente, que se sabe muy poco de este virus, hay que recordar que de otras enfermedades en el pasado se tardó muchísimo más tiempo en tener información: recordemos el Sida y lo que se tardó en identificar claramente sus vías de transmisión.

Y aunque es cierto que todo es nuevo respecto al Covid-19, no menos cierto es que se avanza a marchas forzadas: situación obliga. Todo parece indicar que es un virus que ha venido para quedarse y que habrá que jugar con esos conceptos que ya nos suenan como inmunidad colectiva (que se consigue o a través de vacuna o a través de contagio generalizado de la población), aplanamiento de la curva, etc.

Hay quien defiende que la pandemia puede regresar en otoño y lo que es peor de cara al sistema sanitario, que tenga lugar al mismo tiempo que los contagios de la gripe. “El coronavirus COVID-19 tiene una alta infectividad pero no parece hasta el momento que haya portadores crónicos asintomáticos ni que produzca enfermedad crónica en los pacientes infectados. Estos serían las únicas personas capaces de trasmitir el virus después de la enfermedad aguda. Aunque dotado de mayor infectividad y duración que el virus de la gripe que es el único que puede producir pandemia periódicamente, no se ha demostrado hasta el momento que pueda tener ritmo de mutación. Porque sólo gracias a estas mutaciones puede el virus de la gripe producir pandemia repetidas”, explica Manuel Serrano Martínez, especialista en Medicina Interna en la Clínica CMA, jefe del servicio de Medicina Interna en el Hospital QuironSalud La Luz y miembro de Top Doctors.

Ciudad en cuarentena | iStock

El experto continúa: “Por lo tanto, si no hay portadores crónicos, ni se ha demostrado que el virus mute con facilidad, ¿cuál puede ser el origen de nuevas epidemias? Este es el problema que no tiene respuesta hasta el momento, porque no conocemos el origen de la pandemia actual. No sabemos si proviene de un coronavirus animal, con lo cual se especula, o de una mutación casual y desafortunada de un coronavirus humano anterior”.

El médico continúa: “Si desaparece la enfermedad en los próximos meses y se alcanza la situación de ausencia total de enfermos agudos en todo el mundo, no hay por qué pensar que pueda volver a trasmitirse a personas que no hubieran pasado la infección en el momento actual. Esta es la segunda duda respecto al tema de si se puede volver a repetir la pandemia. ¿Se alcanzará la tasa cero de transmisión? Ha sucedido en todas las epidemias ocurridas de gripe, peste, etc. No hay motivos para pensar que en este caso no desaparecerá”.