Si bien el primer contagio de herpes labial se produce durante la infancia, hay que tener presente que existen otros factores de riego como: cambios hormonales, una severa exposición al sol, fiebre y hasta estrés.

Esta afección del herpes labial no tiene cura, por lo que una vez te has contagiado lo único que puedes hacer es lidiar con sus síntomas para sobrellevarlo lo mejor que puedas. Estos herpes suelen pasar por varias etapas, la primera comienza con un hormigueo o picazón o incluso ardor en la zona un día antes de que salga la ampolla. En la zona afectada, saldrán pequeñas ampollas llenas de líquido. Finalmente estas ampollas explotarán y supurarán para luego posteriormente formar una pequeña costra. Una medicación antiviral puede ayudar que este herpes labial cure con más rapidez.

Aunque, luego de su aparición es frecuente que se tengan los síntomas durante un par de semanas, se puede disminuir la sensación de ardor, inflamación y hormigueo con un par de remedios caseros que os contamos a continuación.

LECHE PARA CURAR EL HERPES LABIAL:

Es uno de los remedios naturales más populares para calmar el herpes labial. La leche, contiene algunas sustancias como la lisina que ayudan a la eliminación del virus. Para aplicarla, sólo se debe humedecer un algodón con esta y frotarlo sobre la ampolla. De esta forma, se secará más rápido e incluso se puede reducir a la mitad durante el tiempo que se padezca el virus.

Otra idea, también efectiva por ser un lácteo, es aplicar un poco de yogur con sal a modo de mascarilla sobre los labios durante un par de minutos y hasta ver mejoría con el transcurso del tratamiento.

AJO:

El ajo es otro ingrediente natural perfecto para tratar el virus del herpes porque tiene propiedades antiinflamatorias que reducen la hinchazón de los labios y los dolores que causan esta afección. Además, tiene beneficios antivirales que impiden que el virus siga avanzando.

Para usarlo solo se tiene que partir un diente por la mitad y frotar sobre la ampolla durante 1 minuto. Luego, desechad el ajo y repetid el procedimiento con un nuevo diente. También se puede machacar, como si fuera una pasta y dejarlo actuar. Aplicad este tratamiento tantas veces como os apetezca, hasta notar mejoría.

ALOE VERA PARA CURAR EL HERPES LABIAL:

El gel del aloe vera tiene muchas propiedades calmantes para la piel. Por eso, ayuda a secar y cicatrizar la herida del herpes. Sólo se tiene que licuar con un poco de agua, hasta obtener una mezcla con textura cremosa. Luego, aplicar sobre la ampolla y dejad actuar un par de minutos.

Otra alternativa, es mezcla aloe vera con tomates. Estos ingredientes juntos ayudan a sanar y calmar la molestia del virus del herpes. Se pueden repetir ambos procedimientos dos veces al día hasta que el herpes sane por completo.

Herpes labial | iStock

SAL PARA CURAR EL HERPES LABIAL:

La sal es uno de los remedios caseros más usados para curar el herpes labial debido a su poder cicatrizante. Para hacer uso de esta, sólo hay que poner una cucharada en el área afectada durante dos minutos. Luego, con un algodón mojado en agua caliente presionad los labios y limpiad la zona.

Aunque esta alternativa suela arder mucho, es una solución muy efectiva. Se puede repetir este procedimiento hasta 3 veces por día hasta notar mejoría.

LIMÓN PARA CURAR EL HERPES LABIAL:

Es una fruta antiséptica y desinfectante perfecta para tratar el herpes. Para aprovecharla, solo será necesario cortar medio limón y exprimir su zumo. Luego, con un gotero o un algodón, colocad un par de gotitas sobre la zona afectada varias veces al día.

TÉ NEGRO PARA CURAR EL HERPES:

El té negro contiene una sustancia que ayuda a reducir el dolor y a sanar la ampolla del virus del herpes. Además, también tiene propiedades antibacterianas que hacen que sea un gran aliado para la eliminación de esta afección.

Para su uso, sólo se debe hervir el agua y colocar la bolsa de té negro como si se fuese a preparar la bebida. Luego, antes de que se enfríe, exprimid un poco para retirar el exceso del líquido y colocad sobre la ampolla directamente, frotad unos minutos y repetid este procedimiento dos veces al día.

Otras alternativas naturales para controlar el herpes labial:

• Cuando se tenga la primera sensación de hinchazón o cosquilleo en la zona de los labios, aplicad hielo envuelto en una servilleta desechable durante un par de minutos. Combinar una cucharadita de miel de abejas pura con un poco de vinagre también calma la sensación de ardor y reduce la ampolla del herpes.