Novalife » Recetas

Curados, semicurados, cremosos...

La Roja de los quesos: un 11 para babear

Desde una torta de Badajoz a un manchego que han sido coronado como el mejor queso del mundo. Te presentamos un 11 imbatible: la mejor selección posible de quesos.

Publicidad

El once inicial. Por qué no. No son del mismo equipo pero son todos españoles y están incluidos en la lista de los mejores quesos del mundo según los World Cheese Awards 2013 que se fallan anualmente en Gran Bretaña. Si te la dan con queso por lo menos que sea con un tipo ‘SuperGold’. Y si te los describe un experto que sea tipo Enric Canut, creador del espacio ‘España, el país de los 100 quesos’. No te conformes con menos.

1. Bosqueño Oveja Grazalemeña. Quesos El Bosqueño. Cádiz.

“Los hermanos Gago fundaron una de las primeras queserías artesanas de la Sierra de Cádiz”, nos cuenta Canut. “Están especializados en quesos de muy larga duración, de más de dos años”. Piezas de color amarillento, sabores intensos y diferenciados como éste, elaborado con leche de oveja grazalemeña, la raza autóctona.

2. Aged Ibérico Cheese García Baquero. García Baquero. Ciudad Real.

“Ibérico” —aclara el experto— “es una marca de calidad de los industriales españoles, sobre todo en importación. Un queso de mezcla bueno —afirma— elaborado con un 50% de leche de vaca (mínimo) y el resto de cabra y oveja. Dentro de los buenos —insiste— García Baquero está especializado en mezclas de larga curación. Un queso de bastante calidad”, repite. Disponible en tres maduraciones: semi-curado (3, 4 meses), curado (6 meses) y viejo (12 meses). ¿Ha quedado claro que hay quesos de mezcla malos? Seguimos…

3. Queso de vaca sin prensar. Quesos Gomber. Sopeña (Cantabria).

Otro queso artesano que, en este caso, se elabora en el Valle de Cabuérniga, cerca de Torrelavega. La quesería funciona desde 1990 y está especializada en quesos de oveja “que en boca resultan mantecosos y dulces, cualidades de la leche de su propio rebaño”, relata Enric Canut. El de vaca lo elaboran desde hace poco y es difícil diferenciarlo. Haced la prueba en casa y nos contáis.

4. Catí Pell Florida de Cabra. Quesos de Catí Coop. V. Castellón.

Su origen está en el Maestrazgo, “cerca de Vinaroz”, afina el experto. Se trata de un queso elaborado con leche de cabra de explotaciones propias por una “cooperativa histórica de cabreros y ovejeros. El tradicional de la zona es el ‘tronchón’ —añade— un queso con forma de volcán” pero el ‘SuperGold’ se lo ha llevado una pieza “tipo ‘Garrotxa’, que gusta mucho en el extranjero”. Pues eso.

5. Torta de Dehesa Hacienda Zorita. The Haciendas Company. Valle del Duero (Salamanca)

Queso de pasta blanda que se elabora en la cremería de Hacienda Zorita Organic Farm, la primera parada de este grupo español “propietario de hoteles y bodegas y una única ramadería a 20 quilómetros de Salamanca. Elaboran dos tipos de quesos: uno de pasta blanda prensada y éste ganador, una torta de medio quilo con leche cruda de oveja churra y cuajo natural. Además, el sitio es precioso y el hotel, una monada”. Hay que ir a verlo, vaya.

6. Queso Gran Reserva Dehesa de los Llanos. Dehesa de los Llanos. Albacete.

Un queso manchego artesano con denominación de origen elaborado con leche cruda procedente de las ovejas de raza manchega criadas en la finca que da nombre a la empresa. “Mejor queso del mundo 2012”, recuerda Canut. Medalla de bronce en 2011 y 2010 y Medalla de oro 2007, leo también. Caballo ganador.

7. Cancho Roano. Quesería Tierra de Barros. Badajoz.

Un queso de pasta blanda también llamado torta con denominación de origen protegida Queso de la Serena, un sello que garantiza su elaboración con leche cruda de oveja merina y cuajo vegetal. “De sabor suave, más fina de lo habitual, menos agresiva”, remarca el especialista. La crème de la crème.

8. Crisembert. Formatges Camps. El Palau d’Anglesola (Lleida).

“El artífice de este queso forma parte de una nueva generación de artesanos catalanes. Hace 11 años era cabrero. Al año siguiente, cabrero y quesero. Y hoy, tras venderse las cabras se dedica sólo a la elaboración”, relata Enric Canut. Ha hecho un buen negocio porqué repite ‘SuperGold’ aunque con quesos diferentes. Éste último es una pasta de color blanco, blanda y untuosa que gana en cremosidad con el tiempo.

9. Queso semicurado de leche de oveja. Queserías Romero Gozálbez (Jamesa). Llosa de Ranes (Valencia).

“La tradición quesera de esta familia se remonta a varias generaciones. Su especialidad son los quesos frescos, especialmente el llamado ‘servilleta’, que elaboran en un municipio cerca de Xàtiva”. Pero el Oscar goes to… un queso de oveja de gran sabor y aroma intenso, cubierto con una curiosa película anti-moho. Según Canut es “un tipo manchego elaborado modernamente”. Ahí lo dejo.

10. Pata de mulo curado Los Payuelos. Quesería Los Payuelos. Sahelices de Payuelos (León).

“Pata de mulo es el nombre que recibe el queso elaborado en el municipio vallisoletano de Villalón de Campos por su forma de barra rugosa y plana, como un brazo de gitano, vaya”. Oído cocina. Está elaborado con leche cruda de oveja de su propia explotación “de forma totalmente artesanal”, recalca el experto. “Perfecto para rematar una buena comida”, reza la web de la quesería. Como el brazo de gitano.

11. Bosqueño Cabra Payoya al Pimentón. Quesos El Bosqueño. Cádiz.

Cierra el listado otra creación de la quesería gaditana: un queso artesano elaborado con leche de cabra payoya, raza autóctona de la Sierra de Cádiz. “Tras su maduración se unta de aceite de oliva con Pimentón de la Vera que le otorga un característico color y sabor”. Dos por uno. El pichichi de esta liga.

Publicidad