De forma generalizada, al organismo, a la hora de metabolizar alimentos, es decir, hacer la digestión para obtener los nutrientes, le da un poco igual el orden en la que los ingieras en una comida. Si nos excedemos en la ingesta a lo largo del día o de la semana de un nutriente en concreto, podríamos ganar grasa corporal igual, aunque hayas separado en comidas y días los macronutrientes.

Bien es cierto que acumular grasa, a partir de proteína, es más complicado que hacerlo a partir de grasa e hidratos, pero ahí estaríamos hablando de otro tema. Lo que nos dicen las dietas que no permiten mezclar hidratos con proteínas es que la repercusión es peor si los mezclas, y eso es falso. Además, la realidad ES QUE ES MUY DIFÍCIL ENCONTRAR ALIMENTOS QUE CONTENGAN ÚNICAMENTE UNO DE LOS TRES PRINCIPALES MACRONUTRIENTES. Por ejemplo, una ensalada de tomate, lechuga, zanahoria, pasta y frutas desecadas, aunque el nutriente principal sean los hidratos de carbono, tiene algo de proteína (los cereales contienen cantidades bajas de proteína en su composición y alimentos considerados fuentes de proteína, contienen además grasa e hidratos de carbono).

Podríamos encontrar algunos alimentos compuestos solo por uno de los macronutrientes, por ejemplo, el aceite de oliva virgen contiene como macronutriente grasa, el azúcar de mesa hidratos de carbono y la clara de huevo proteína. Pero elaborar comidas exclusivas a base de uno solo de ellos es muy difícil, las preparaciones culinarias contienen proteínas, hidratos y grasas, piensa en un plato de verdura con pescado. Tiene grasa, hidratos y proteína, y es precisamente una combinación de alimentos nutritiva para evitar el exceso de peso.

Mezclar alimentos es saludable | iStock

Crear platos para ingestas de un menú que contengan un único macronutriente se torna casi imposible: AQUÍ RADICA UNO DE LOS MOTIVOS POR LOS QUE LAS DIETAS DISOCIADAS, que no te permiten mezclar apenas alimentos, tuvieron fama en la rápida pérdida de peso. Pero es tan complejo y aburrido comer que terminas no comiendo y perdiendo peso en pocos días, y tras ellos, vuelves a comer y ganar el peso perdido o más.

Además, debes saber que combinar los alimentos hace que la interacción de unos nutrientes con otros sea beneficiosa para la salud, como es el caso de la vitamina C, que favorece la absorción del hierro. O la combinación de fuentes de fibra con alimentos más ricos en proteína, que aumenta la saciedad, siendo una verdadera ayuda para la pérdida de grasa. Por esto y por muchas otras razones, combinar los alimentos saludables en platos apetecibles será la clave para que comas mejor, mejores tu composición corporal perdiendo exceso de grasa, y puedas mantener en el tiempo esos nuevos hábitos.

Lo mismo ocurre con las frutas, como ya hemos dicho en alguna ocasión: combínalas para crear postres y snacks deliciosos y bajos en calorías, para nada será perjudicial ni harán reacciones extrañas para hacerte engordar. Disfruta de comer variado y bien combinado.