Comienza por algo sencillo: una plancha. Colócate boca abajo, y mantén tu cuerpo estirado apoyando en el suelo los antebrazos y las puntas de los pies. No se trata de aguantar arriba lo máximo posible: es mucho más efectivo realizar intervalos cortos. Ejecuta 6 series de unos 10 segundos y descansa 5 entre una y otra apoyando las rodillas en el suelo.

Otro de los más básicos, pero también de los más efectivos cuando se ejecuta correctamente: la sentadilla. Sitúa los pies a la anchura de los hombros y baja con tu cuerpo como si quisieras sentarte en una silla. Muy importante: vigila que los talones no se levantan en la bajada; es el error más común. Deberás completar 3 series de 15 segundos, y dispondrás de 45 de descanso entre ellas.

También muy sencillo de ejecutar: Jumping Jack. Salta separando brazos y piernas al mismo tiempo, de modo que tu cuerpo dibuje la forma de una estrella, y acércalos de nuevo al tronco de otro salto. Deberás ser capa de completar 4 series de 30 segundos con 15 de descanso.

Y para terminar os propongo unas flexiones con rodillas: con las rodillas en el suelo y las manos a la anchura de los hombros, baja procurando que brazos y cadera lo hagan al mismo tiempo. Completa esta vez 3 series de 10 repeticiones.

Para empezar bien el nuevo curso, realiza esta tabla al menos 2 días por semana.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Se acabó el descanso: empieza a ponerte en forma con estos ejercicios