Novalife » Belleza

DEPILACIÓN

Qué es el láser de diodo y qué tiene de novedoso

Te contamos la última tecnología en depilación, que de verdad no duele ni en las zonas más íntimas, y que elimina todos los pelos menos las canas, que no las detecta.

Qué es el láser de diodo y qué tiene de novedoso

iStock Qué es el láser de diodo y qué tiene de novedoso

Publicidad

A vueltas con la depilación, un año más, un mes más, un verano más. Estamos en el momento en que vuelves a ponerte pantalones cortos, vestidos y faldas, y los malditos pelos siguen ahí. Tiesos en las rodillas, detrás de los muslos que no se van, y en los dedos de los pies. ¿En serio? Pues sí, y hasta la edad adulta no van a desaparecer por mucho que tus hijas empiecen a depilarse con 15 años. Un poco de cabeza, y te explicamos por qué.

Cambios hormonales, madurez del cuerpo. Te guste, o no, el cuerpo femenino tiene su evolución, y desde la adolescencia hasta pasados los 30 está en plena ebullición. Por eso, si no quieres perder dinero, ahora para hacerte la depilación buena cuando ya seas una mujer adulta. Será efectiva y te olvidarás en poquísimas sesiones. Hacerlo antes es efectivo, sí, pero tendrás que repetirlo con el tiempo. Y cuanto más joven, más explosivo está el cuerpo y menos resultado efectivo a largo plazo.

Cuándo te va a funcionar mejor

Pero vamos a centrarnos en un caso. Mujer adulta, ya ha sido madre, ha pasado por la cuchilla adolescente, la crema depilatoria y su olor tan característico, la cera… ¡esa primera cera! Las bandas depilatorias, las maquinillas de depilado, sus cabezales, los tirones. Hasta llegar los primeros láser, la luz pulsada… Y por fin ves la luz. Igual llevas depilándote 15 años o más y los pelos volvían una y otra vez. Pelo negro, fuerte, el que más gusta a las máquinas para acabar con él.

La tecnología, AHORA, es tu aliada

Estás de enhorabuena, porque ahora que eres una mujer adulta, y tus hormonas están en caída, no te diremos que pre menopáusica porque los tiempos de cada mujer son un mundo, pero tu cuerpo sabe que ahora necesita menos ebullición, ahora es cuando te funciona la última tecnología. Y esa es el láser de diodo. ¡Albricias!

Sí, láser de diodo. Que no está relacionado con las expediciones a Marte. Es un láser de última generación, cuyo máximo beneficio es uno sencillo: NO DUELE. Repetimos, no duele. Ni en las piernas, ni en los glúteos, ni en las ingles, ni la zona púbica, ni en la línea inter glútea. No duele. Podríamos terminar aquí el tema, pero te vamos a dar más detalles.

Depilación
Depilación | iStock

Cómo se aplica

Con un gel frío antes del láser. Súper reconfortante. El resto del procedimiento es como conoces: las piernas o brazos, o ingles, donde te vayas a depilar, se divide en zonas, y la experta del centro de belleza va aplicando por zonas. Fácil y muy sencillo. Sólo debes aplicarte un gel calmante después, por si acaso, para evitar rojeces.

Como en cualquier otro láser, debes ir bien rasurada. Si hay canas, pinzas, esta tecnología no detecta los pelos blancos. Igual que tú sin las gafas.

Una semana antes, y una semana después, lo más recomendado es que no te dé el sol en la zona a depilar. Y con este láser no hace falta que te digan que es verano y no puedes. No.

Desde Clínicas Dorsia nos explican que “KlearSkin Láser utiliza el láser diodo Atenea que genera energía mediante el haz de luz láser, y ésta es absorbida por los folículos del vello y lo transforma en calor destruyendo la raíz del vello sin dañar la zona circundante. Puede aplicarse a todos los tipos de piel en cualquier época del año”.

Cuantas veces te han dicho, “uy, estás muy morena, no te lo puedes hacer. Uy, no estás bien depilada, no te lo puedes hacer”. Olvídate de eso. Hay nuevas tecnologías que funcionan mejor. Puedes utilizar este láser en cualquier parte del cuerpo: los brazos, las piernas, el abdomen, el pecho, la espalda, el rostro, las axilas y las ingles.

Precio

Lo normal es que no se vendan sesiones sueltas (aunque pueden variar de precio, rondan los 25 euros), ya que el tratamiento completo para eliminar el vello de una zona varía entre dos o tres sesiones, a cinco o seis anuales. En muchos centros se venden ahora ‘tarifas planas’ para que durante un año, según avance el vello, se elimine de veras. En plan, sesiones ilimitadas de por vida desde 50 euros al mes el cuerpo completo.

Publicidad