Viral

Un niño de 4 años llama a Emergencias porque quiere enseñar sus juguetes y los agentes acuden

El pequeño aprovechó un despiste de su padre para llamar al número de Emergencias de Nueva Zelanda. El pequeño quería enseñar a los agentes sus juguetes y estos acudieron a su llamada.

Un niño de 4 años llama a Emergencias porque quiere enseñar sus juguetes y los agentes acuden

Publicidad

Los niños son imprevisibles y hay que estar muy atentos a todo lo que hacen, no solo por los accidentes que puedan ocurrir sino porque a veces su ingenio puede llevar a situaciones curiosas. Es lo que hizo un niño de 4 años de Nueva Zelanda que llamó a Emergencias solo porque, como muchos niños de su edad, tenía ilusión en que los agentes vieran sus juguetes.

Como en este tipo de llamadas, la trabajadora de Emergencias indica que se está llamando a ese número y pregunta cuál es el problema. La sorpresa llega cuando escucha una voz de un niño que le pregunta si le puede contar algo, ante su respuesta afirmativa el niño, de solo 4 años, empieza su explicación. "Tengo unos juguetes para ti, ¡ven a verlos!", le dijo el niño.

Después, la comunicación con el niño se corta y el padre del menor se pone al teléfono. La trabajadora del otro lado de la línea le explica que su hijo a llamado a Emergencias y que parece que ha sido todo un error. "Sí, perdón, estaba ayudando a su madre que está enferma y estaba atendiendo al otro niño", fue la contestación el adulto.

Los agentes respondieron a la llamada

A pesar de esta situación, la trabajadora entiende la situación y les desea un buen día. Sin embargo, ese no fue el final de la historia. Después de la llamada, una agente que estaba de ronda por la zona avisa por radio a sus compañeros que hay un niño de 4 años que, al parecer, quiere enseñar algunos juguetes.

Constable Kurt, Policía del distrito de Southern respondió rápidamente al aviso y se personó en la casa de la familia. El pequeño cumplió su deseo y le enseñó al agente todos sus juguetes e incluso se hizo algunas fotos con él. La Policía de Nueva Zelanda también aprovechó para darle al niño una charla educativa sobre el uso del teléfono de Emergencias.

La historia la ha compartido el propio departamento de Policía mostrando la grabación de la llamada y el encuentro con el agente y en poco tiempo se ha hecho viral. "Si bien no alentamos a los niños a que llamen al 111 para mostrarnos sus juguetes, esto fue demasiado tierno para no compartirlo", han señalado.

Publicidad