Pasear en pareja

Publicidad

Estudio

Los estereotipos implícitos ven a los hombres más brillantes

Es un estudio de varias universidades y ha buscado la fórmula para descubrir los estereotipos implícitos, ya que cuando se pregunta directamente por estos temas los resultados son los contrarios.

Los hombres son más propensos que las mujeres a ser vistos como brillantes. Lo dice un estudio sobre los estereotipos implícitos y que publica Journal of Experimental Social Psychology. Lo firman expertos de las universidades estadounidenses de Nueva York, Denver y Harvard, y señala que ese tipo de opiniones estereotipadas "son un ejemplo de sesgo implícito, el cual revela asociaciones automáticas" que la gente no reconoce cuando se les pregunta directamente.

¿Cómo medir lo que no se dice?

Medir de forma detallada los estereotipos es un desafío, pues las personas suelen ser reticentes a admitir que los tienen, por lo que preguntar directamente sobre ellos no suele ser eficaz. Para superar esa limitación metodológica, los investigadores adoptaron una prueba destinada a medir indirectamente los estereotipos. El objetivo era captar los estereotipos implícitos, es decir, las asociaciones automáticas que vienen a la mente entre ciertos rasgos -por ejemplo, la brillantez- y ciertos grupos -por ejemplo, los hombres-. Estos contrastan con los estereotipos explícitos, en los que atribuimos de forma consciente y verbal rasgos a grupos de personas. Los participantes vieron una serie de estímulos (como la foto de una mujer o la palabra "brillante") en una pantalla y tenían que clasificarlos. Si las personas asocian en su mente la brillantez más con lo masculino que con lo femenino, serán más rápidas al clasificar los estímulos cuando ambos conceptos vayan emparejados, porque el estereotipo hace que parezcan "ir juntos", señalan los autores.

Resultados distintos

El equipo realizó pruebas a mujeres, hombres, niñas y niños de Estados Unidos y solo a adultos de otros 78 países y encontró "evidencias consistentes" de un estereotipo implícito que asocia la brillantez con los hombres más que con las mujeres. El equipo también evaluó los estereotipos explícitos, preguntando directamente a los sujetos si creían que los hombres eran más brillantes que las mujeres, a lo que dijeron que estaban en desacuerdo. Estos resultados, indican los investigadores, son "coherentes" con estudios anteriores que muestran que "es poco probable que la gente admita los estereotipos, lo que refuerza la importancia de medir tales percepciones a través de medios más sutiles". Los estereotipos que presentan la brillantez como un rasgo masculino "probablemente frenen a las mujeres en una amplia gama de prestigiosas carreras", según el autor principal de la investigación, Daniel Storage, psicólogo de la Universidad de Denver.

Publicidad