Comienzan las vacaciones y con ello los viajes a los aeropuertos. Maletas de un lado para otro para disfrutar de unas idílicas vacaciones. Aunque no siempre es así, es algo habitual tener cierto miedo a perder las maletas en unas vacaciones.

En 2018, 25 millones de maletas se perdieron por todo el mundo de las 4.000 millones gestionadas. De esos 25 millones se cree que unos cuatro millones y medio fueron robadas o sufrieron desperfectos y un millón no volvieron con sus dueños.

El informe de Sita refleja que el número de maletas extraviadas ha bajado de los 46,9 millones en 2007 a casi la mitad en once años: cerca de 24,8 millones en 2018.

La Unión Europea tiene los peores ratios a la hora de administrar correctamente el equipaje, según Sita. El continente registra 7,29 maletas mal gestionadas por cada 1.000 pasajeros al año, en comparación con las 2,85 de América del Norte o el 1,77 de Asia. Tan solo un 5% de los bultos extraviados son robados o mal dirigidos, según el informe, por lo que todo se debe a un fallo humano o bien de administración.