Sting ha querido esta noche en Starlite Marbella ofrecer "un concierto un poco diferente, un poco más íntimo y más fácil para mi voz", como él mismo ha dicho con un castellano perfecto.

A las diez, puntualidad inglesa, ha pisado el escenario presentándose ante su público, hablando su lengua natal para, inmediatamente, traducir lo que decía al castellano. El cantante ha reconocido que "he estado enfermo y he tenido por ello que cancelar dos conciertos" de la gira 'My Song' que estaba realizando por Europa.

Sin embargo, "espero no tener que cancelar ninguno más", ha dicho mostrando un estado físico envidiable a sus 65 años. Asimismo, ha manifestado su alegría por estar presente por segundo año consecutivo en Starlite Marbella.

Vestido totalmente de negro, con buen aspecto, bronceado, con una cuidada y corta barba totalmente blanca, lo único que delata el pasar del tiempo en su figura, ha arrancado el concierto, guitarra en mano, con una de sus míticas canciones 'Roxanne'.

Un cambio de guitarra, ha supuesto el acompañamiento con palmas y bailes del público presente a canciones como “Magic”, 'Message in a bottle', 'Englishman in New York', 'Intros”' 'Brand new day' and 'Seven days'.

Sus conversaciones con el público han sido todo el tiempo bilingües, "cantad conmigo más fuerte", ha gritado demostrando su dominio del español. Aunque dijo al principio que quería un concierto tranquilo, Sting ha derrochado energía sobre el escenario, muchos ritmos pop, jamaicanos, provocando al público, de todas las edades -habrá quienes se hicieron fans de su música escuchando los discos de sus padres- a levantarse de sus asientos.

El ganador de 16 premios Grammys ha deleitado a sus fans con grandes canciones como 'Fields of Gold', 'Break of day', 'Wrapped', 'Moon', 'So Lonely', 'Desert Rose'. A la llegada de 'Every Breath You Take' todo el público ha coreado la letra, un clásico del verano de muchas generaciones, banda sonora en anuncio de televisión y que ha sonado en su voz, perfecta, sin muestras de que los años hubieran pasado.

En algunas de esas interpretaciones ha estado acompañado a dúo por espectaculares voces de su propia banda como ha sido en el caso de 'Shape of my heart'. De su banda, el propio Sting ha dado a conocer con especial cariño al integrante más joven, el músico responsable de tocar la armónica.

En las últimas apariciones sobre el escenario aclamado por sus seguidores, tras más de una hora y cuarto de concierto, Sting ha interpretado 'King of pain', 'Next to you', 'Russians' y 'Fragile'.