Pelayo Díaz ha querido sincerarse con sus seguidores y mostrarse completamente al natural. El influencer ha mostrado las manchas que tiene en su rostro y que le generan tal inseguridad que no es capar de publicar una foto sin filtro y sin editar.

"Lamentablemente nos estamos acostumbrando a rostros perfectos, pieles de porcelana y facciones irreales", escribe Pelayo en sus stories de Instagram, y lanza un mensaje positivo al respecto: "Por eso creo que es importante que aunque juguemos con la fotografía y el vídeo y usemos filtro siempre, siempre sepamos quiénes somos y estemos orgullosos de ello".

Ahora que con la desescalada los centros de belleza han vuelto a abrir sus puertas, Pelayo ha acudido al suyo para someterse a un tratamiento para eliminar estas manchitas: "Los resultados son maravillosos", afirma.

Seguro que te interesa...

La provocativa foto de Pelayo Díaz desnudo con su marido