Madalyn Davis es una influencer inglesa que desde hacía un año residía en Australia. Como buena instagramer, la joven de 21 años presumía de fotazas en sus redes sociales, pero seguro que nunca creyó que hacerse un selfie le costaría la vida.

Eran las 6.30 del domingo cuando Madalyn volvía de fiesta con unos amigos cuando decidieron acercarse a los acantilados de Diamond Bay, lugar muy frecuentado para ver el amanecer y el atardecer y hacerse fotos.

Fue entonces cuando la influencer decidió aprovechar para hacerse un selfie, pero mientras se lo hacía cayó al vacío desde una altura de 30 metros, tal y como ha informado la BBC.

Rápidamente sus acompañantes pidieron ayuda para que la rescataran, pero después de cuatro horas de búsqueda se encontró el cuerpo sin vida de Madalyn.

Seguro que te interesa...

Asesina a la influencer Bianca Devins y publica las fotos en Instagram