Barack Obama y Michelle Obama se despedían hace un año de la Casa Blanca. Y, desde que salieron, la Primera Dama ha querido dejar a un lado el estilismo que venía impuesto con el papel, dejando ver su lado más fashion y arriesgado. Hace unos días se creó un revuelo cuando se dio a conocer la portada del libro de Michelle, 'Mi historia', donde viste un top blanco de escote.

Pero todo se reafirmó cuando hace unas horas la mujer de Barack Obama asistió al centro Barclays en Nueva York para presentar su nuevo libro junto a Sarah Jessica Parker. Pese a la figura envidiable de la protagonista de 'Sexo en Nueva York', todas las miradas fueron para Michelle, quien escogió un vestido tipo túnica de color mostaza de Balenciaga para la ocasión.

Sin embargo, a pesar de su impresionante vestido, lo mejor eran las botas que se escondían tras él. La Primera Dama decidió apuntarse a las últimas tendencias con unas botas XXL de efecto legging hasta el muslo con un tono dorado de purpurina. Unas botas de aguja firmadas por Balenciaga y que están valoradas en más de 3.500 euros.

Michelle Obama | GettyImages