Kim Kardashian ha vuelto revolucionar a sus seguidores después de que compartiera un vídeo a través de sus redes sociales en el que sale con un collar aparentemente implantado que da la sensación de ser una extensión de su piel. "Mi collar brilla como el latido de mi corazón. Se mueve al ritmo de mi corazón", decía en uno de sus Instagram Stories.

Sin embargo, este accesorio es solo de uso temporal y fue utilizado por la reina del reality de 'Keeping Up With The Kardashians' para formar parte del proyecto de A. Human.

Pero parece que no hay cosa que la mayor de las Kardashians haga que no esté rodeada de críticas. Y es que esta vez varios de sus usuarios han mostrado su repulsión por el collar mencionando que les "han entrado náuseas" o que ella hace "cualquier cosa para llamar la atención".

El encargado de este arte ha sido Simon Hunk, amigo de la celebrity, quien ha querido plasmar con este trabajo un futuro en el que las personas podrán diseñar su propio cuerpo. "A. Human habla sobre la libertad de explorar este mundo y vivir en este mundo de la forma en la que queramos", explica Huck en la revista Vogue.

 

No es la primera vez que uno de los personajes del mundo de la moda o referente de la fama prueba estos curisosos implantes porque la modelo Chrissy Teigen, el presentador Tan France y la modelo Andrej Pejic han colgado también a través de sus redes personales su colaboración con Simon.