Después de haber alcanzado la fama debido a todas las operaciones estéticas a las que se ha sometido para convertirse en un Ken Humano (así es como se le conoce), Rodrigo Alves ha tomado una importante decisión.

Tras invertir unos 500.000 mil euros en operaciones, el conocido como el Ken Humano no volverá a pasar por quirófano. Según revela al portal de noticias Daily Mail, no volverá a operarse a no ser que sea completamente necesario.

Después pasar 60 veces por quirófano, Rodrigo Alves ha decidido que es el momento de poner fin a esto ya que si sigue así puede poner en peligro su salud: "Tengo que parar con una cirugía plástica. No hay nada más que se pueda cambiar sin comprometer mi salud. Es suficiente con 60 cirugías, incluidos estiramientos faciales y de cuello, implantes pectorales y 4 costillas eliminadas. Ahora, solo pasaré por quirófano por razones de salud o cuando sea mucho mayor".