El mundo de las redes sociales cada vez exige más y es que no solo vale que luzcas tipazo y un look cañero. Ahora además, son muchas las instagramers que dan un poco más y se arriesgan a cosas como posar rodeadas de tiburones.

Katarina Zarutskie, una conocida influencer que reside en Los Angeles, ha sido la primera en exponer su experiencia tras haber sido atacada por un tiburón en una sesión de fotos en Las Bahamas. La influencer ha compartido en su cuenta de Instagram las fotografías del momento donde un tiburón le mordía el brazo cuando ella estaba tumbada flotando en las aguas cristalinas de una playa llena de tiburones. Katarina ha querido concienciar a sus seguidores de la peligrosidad de hacer este tipo de fotos, algo que muchos de sus followers han criticado ya que consideran que la modelo ha pecado de irresponsable.

Según sus palabras, la modelo fue alentada por los lugareños para fotografiarse con los tiburones. Para ella la experiencia ha sido una lección de vida y así lo ha relatado en una entrevista: "Cuando me mordió, sentí que mi mundo se venía abajo por completo y solo quedaba un vacío. Estuve bajo el agua durante unos segundos y luego arranqué mi muñeca de la boca del tiburón lo más rápido que pude. Soy tan afortunada de tener todavía mi brazo y mi vida".