Chrissy Teigen es una de las celebrities que más naturales se muestran a través de redes. Su cuenta de Instagram se ha convertido en el mejor escaparate de su vida: recetas, días en familia, secretos de belleza…

Recientemente Chrissy Teigen decidía compartir con todos sus seguidores el último retoque estético al que se ha sometido, y es que la modelo ha decidido inyectarse bótox en las axilas.

Un procedimiento que ha mostrado en vídeo a través de su Instagram Stories. Y aunque parece doloroso, la mujer de John Legend asegura que no duele y que está feliz por la decisión que ha tomado ya que últimamente sus looks se veían limitados por temor a que apareciesen esas terribles manchas de sudor.

"¡Me he puesto bótox en las axilas! Se trata de la mejor decisión que he tomado nunca, sin duda. Por fin puedo volver a ponerme prendas de seda sin que acaben completamente empapadas en sudor", comenta Chrissy Teigen junto al vídeo.