NOVENTA Y TRES MIL AFECTADOS

NOVENTA Y TRES MIL AFECTADOS

Sanidad guarda silencio sobre las prótesis defectuosas

Noventa y tres mil prótesis de cadera y huesos metálicos de titanio de la marca estadounidense DePuy, tienen que ser retiradas inmediatamente de las personas a quienes les fueron implantadas. Al parecer se han detectado "fallos graves" del material, según declaró el director de la empresa.

Francisco Gibaja lleva una de esas prótesis, y está asustado. "El médico me comentó que, en principio tenían que hacerme unas pruebas de rayos X porque la prótesis que yo llevo se estaba desajustando". Francisco enseguida se puso en contacto con la empresa DePuy, responsable de la fabricación de las prótesis. La respuesta que recibió le dejó más preocupado si cabe, ya que le preguntaron si se había hecho alguna analítica.

"Si me preguntaron esto, es porque tienen miedo de que se pueda haber desprendido algo de material con el que está fabricada la prótesis y que es de cromo y cobalto, materiales muy pesados y contaminantes", asegura Francisco.

El Ministerio de Sanidad no se ha pronunciado públicamente sobre este asunto, aunque sí ha emitido un comunicado destinado sólo a los profesionales. Queda en manos de los médicos hacer público o no este comunicado a los pacientes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.