PRESENTA CONCURSO VOLUNTARIO DE ACREEDORES

PRESENTA CONCURSO VOLUNTARIO DE ACREEDORES

Pescanova prescinde de la seguridad por falta de liquidez

Los problemas de liquidez de Pescanova comienzan a tener consecuencias inmediatas en las contratas, como la de seguridad, que se queda sin sus 17 trabajadores de la planta principal de la compañía. Este lunes, el presidente de Pescanova ha comunicado que vendió la mitad de sus acciones en tres meses para "ayudar a solucionar el problema económico".

Sede central de Pescanova, situada en Chapela (Pontevedra)
Sede central de Pescanova, situada en Chapela (Pontevedra) | EFE

Pescanova ha presentado este lunes ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra la solicitud de concurso voluntario de acreedores, en cumplimento del acuerdo adoptado por el consejo de administración de la compañia el pasado 4 de abril, según informó la firma gallega en un comunicado.

La compañía asegura que "tiene la firme voluntad de presentar en el curso del procedimiento una propuesta de convenio a sus acreedores que posibilite el mantenimiento de la actividad y por, ende, el empleo y la generación de valor". 

La firma gallega, que emplea directamente a más de 10.000 personas a nivel mundial y más de 1.500 de ellos en Galicia, subraya que cuenta "con importantes fundamentos para sostener su actividad empresarial y generación de valor", en la medida en la que el negocio se sustenta sobre todos los pilares precisos desde la extracción, el cultivo, la elaboración y distribución. 

La multinacional pesquera tiene como fecha límite este lunes para presentar las cuentas del ejercicio 2012, acompañadas de una declaración de responsabilidad de los administradores, y concretar su deuda a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), previa firma del consejo de administración.

La firma gallega, según fuentes conocedoras de su situación económica, podría incurrir en pérdidas, con una deuda de 2.700 millones de euros, es decir, unos 1.200 millones de euros por encima de lo que figura en el pasivo auditado (1.522 millones de euros al cierre del tercer trimestre de 2012).

Sin embargo, las "tensiones de tesorería" y problemas de liquidez de Pescanova comienzan a tener consecuencias inmediatas en las contratas que realizan algún servicio para la multinacional pesquera gallega, y una de esas consecuencias es la retirada de los 17 trabajadores que realizaban servicios de seguridad en la planta principal de la compañía, en Chapela-Redondela (Pontevedra).

Sousa vendió la mitad de sus acciones
El Presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, ha comunicado a la CNMV que vendió a lo largo de diciembre, enero y febrero "un paquete significativo de sus acciones", que le "generó importantes pérdidas", según ha afirmado en un comunicado de prensa.

Las sociedades Inverpesca y Sociedad Anónima de Desarrollo y Control vendieron 1.986.196 títulos, con lo que la participación actual de Fernández de Sousa asciende al 7,45 % y sigue siendo el mayor accionista, ha añadido la compañía.

En el documento presentado esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Fernández de Sousa revela que, "preocupado por la situación de tesorería" del Grupo y "las dificultades que Pescanova tenía para financiarse", puso "su patrimonio a disposición de la compañía para resolver problemas urgentes de liquidez" dando instrucciones a los administradores de sus sociedades para que el dinero neto resultante de la venta se utilizara de esta manera

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.