REVISIÓN DE LOS DATOS DE EMPLEO

REVISIÓN DE LOS DATOS DE EMPLEO

El gasto en el envío de cartas a pensionistas asciende hasta los 3,2 millones

Según Empleo, este aumento se debe a que en las nuevas facturas de Correos se incluyen otros envíos que se han hecho para contestar a reclamaciones.

La jubilación podría ser a partir de los 67 años
Personas mayores sentadas en un banco | Agencias

El Gobierno ha elevado en 1,5 millones de euros, hasta alcanzar los 3,2 millones, el coste final que ha tenido la campaña de envío de cartas del Ministerio de Empleo a los pensionistas para informarles de que en 2012 se les revalorizaba sus prestaciones y cómo les afectaba la elevación del IRPF.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social cifró en marzo pasado el coste que hasta el momento había tenido la campaña en 1.674.673,37 euros, después de que el PSOE acusase al Gobierno de haberse gastado más de siete millones.

Según el desglose publicado en marzo por el Ministerio, la comunicación relativa a la revalorización de las pensiones firmada por la ministra Fátima Báñez tuvo un coste de 1.516.985 euros. De ellos, 213.270 euros fueron en papel e impresión, 79.740 en edición y plegado y 1.223.966 en franqueo.

En cuanto a la notificación sobre los efectos del nuevo IRPF en los pensionistas, el desembolso para explicarlo fue de 157.688 euros, de los que 8.956 fueron en papel, 11.732 en sobres y 137.000 en franqueo.

El Gobierno, en una respuesta escrita al PSOE, cifra ahora el coste final de comunicar a los pensionistas que se les actualizaba su prestación en 1.516.987,37 euros y en 1.751.903,92 euros el alza del IRPF.

Fuentes de Empleo han explicado que la diferencia de 1,5 millones se debe a que los datos que ahora facilita el Gobierno incorporan todos los costes que les ha facturado Correos, entre los que se incluyen otros envíos que se han hecho para contestar a reclamaciones.

No obstante, las fuentes han precisado que, en total, la partida gastada es 400.000 euros inferior a la campaña del PSOE en 2011 para informar de la congelación de las pensiones contributivas y en la que no se incluyó una carta personalizada del ministro.

El Ejecutivo insiste en su respuesta escrita que es "falso" que los dos envíos supusieran un desembolso de "7,2 millones de euros". Además, el Gobierno subraya en su respuesta que el precio pagado por enviar ambas cartas en 2012 fue inferior al que se satisfizo en 2011 también por el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS).

De acuerdo con las cifras aportadas, el INSS abonó en 2012 un 13,6 % menos (238.898,08 euros menos) que en un año antes por comunicar la revalorización de las pensiones. En cuanto a la imposición por IRPF, el INSS pagó 156.706,36 euros menos (un 8,2 %).

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.