EL ESPAÑOL IMPONE SU TALENTO ENTRE LOS SEIS GANADORES

EL ESPAÑOL IMPONE SU TALENTO ENTRE LOS SEIS GANADORES

Alonso ganó la partida a los otros campeones del Mundial

El piloto español Fernando Alonso, en la segunda carrera del Mundial, ha puesto en evidencia que sus manos y su cabeza le bastan para superar en una carrera complicada a los otros cinco campeones de este Mundial de Fórmula 1, aun con un Ferrari 'lento'. Schumacher, Vettel, Hamilton, Button y Raikkonen han tenido que rendirse a la magia del asturiano.

Fernando Alonso puso en Malasia todo lo que su Ferrari aún no puede poner. Y no lo hizo ante un grupo de pilotos cualquiera, porque en este mundial están presentes nada menos que seis campeones del mundo de fórmula 1, incluido el asturiano, que lo ha sido por dos veces. Sus manos son prodigiosas, pero su cabeza va por delante de la de casi todos los demás y en Sepang, aliado con la esperada -y deseada- lluvia, dio una nueva lección de pilotaje para ponerse, contra todo pronóstico, al frente del Mundial.

Tras haber hecho bueno en Australia el mediocre papel de su Ferrari en la calificación sumando los valiosísimos puntos de ese quinto puesto, Fernando llegaba a Malasia con pocas esperanzas aún de acercarse siquiera a Button y Hamilton, ni siquiera a Schumacher, que salía tercero con un Mercedes muy efectivo en las clasificaciones.

Incluso Raikkonen había sido más rápido que el Ferrari del español en la Q3, aunque una penalización le relegara. Sólo Vettel parecía haber perdido velocidad con respecto a Malasia, pese al segundo puesto de Australia.

Los otros cinco campeones del mundo en la parrilla vieron, uno por uno, como Alonso les superaba. El primero en caer fue Michael Schumacher, en la primera vuelta. El heptacampeón alemán chocó con el joven Romain Grosjean y Alonso aprovechó para, tras haber superado a Rosberg en la salida, hacerse con el quinto puesto.

Al vigente campeón, el alemán Sebastian Vettel, lo dejó fuera unas pocas vueltas después de haberlo hecho con el compañero de equipo de éste, Mark Webber. Además, él rubio piloto de Red Bull no tuvo la suerte del campeón, y en un toque con Karthikeyan perdió la posibilidad de puntuar.

El duelo con Kimi Raikkonen ni siquiera empezó, gracias a una penalización que hizo que el finlandés saliera muy detrás de Alonso, pero aún así será un rival más a batir, porque el que fuera campeón en 2007, pese a su paso por los rallies, no ha olvidado como se pilota en los circuitos.

En cuanto al también campeón (2008) y ex compañero en McLaren, el británico Lewis Hamilton, Fernando estuvo más frío en el pit, más rápido, y salió delante de él para colocarse ya segundo por detrás sólo de Sergio Pérez.

Finalmente, el otro campeón de McLaren, Jenson Button (2009) caería también víctima de las paradas del 'pit' y Alonso lo superó en la segunda entrada a boxes del piloto británico.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.