La actriz de Hollywood Sharon Stone, famosa por su papel como protagonista en 'Instinto Básico', ha dado a conocer públicamente cómo le cambió la vida tras el ictus que sufrió hace ya 18 años. Aquella experiencia marcó un antes y un después de su existencia y desde entonces la actriz colabora activamente como Presidenta de la Campaña Global de amfAR, asumiendo el papel de defensora de las enfermedades el envejecimiento cerebral.

Stone de 61 años se ha volcado para dar a conocer las enfermedades cerebrales que aparecen con el tiempo y la edad que afectan más a las mujeres que a los hombres. La intérprete reconoce que sufrió pérdidas insuperables tanto en el ámbito profesional como en el personal, haciendo referencia a la lucha con su exmarido Phil Bronstein por la custodia de su hijo adoptivo Roan, que acabó perdiéndola en 2008.

Ha sido durante la gala del miércoles sobre salud mental celebrada en Los Ángeles donde asegura haber sobrevivido "de milagro". "Por eso lo hago: mi madre tuvo un derrame cerebral. Mi abuela tuvo un derrame cerebral. Tuve un derrame cerebral masivo, y una hemorragia cerebral de nueve días", aseguró la actriz.

Durante el proceso de recuperación, tuvo que afrontar serios problemas como volver a hablar, caminar e incluso recuperar la pérdida de visión. Además de dejar claro que no guarda una buena experiencia de los sucedido, ha asegurado la mala actitud de los que le rodeaban, durante una entrevista para la revista 'Variety'. "La gente me trató de una manera que fue brutalmente cruel. Desde otras mujeres en mi propio negocio hasta la jueza que manejó mi caso de custodia, no creo que nadie entienda lo peligroso que es un derrame cerebral para las mujeres y lo que se necesita para recuperarse; me tomó cerca de siete años".

En la misma entrevista Sharon ha querido lanzar un mensaje: "Si tienes un dolor de cabeza muy fuerte, debes ir al hospital. No llegué al hospital hasta el tercero o cuarto día de mi derrame cerebral. La mayoría de gente muere. Tenía un 1% de probabilidad de vivir cuando me operaron".

Por último, Stone ha querido mostrar el enorme apoyo y agradecimiento a Bernard Arnault, el propietario de artículos de lujo LVMH. "Me rescató, dándome un contrato con Dior". Y es que la actriz pasó por un momento muy malo profesionalmente después del ictus: "Tuve que rehipotecar mi casa. Perdí todo lo que tenía, mi hueco en la industria".

...