En una reciente entrevista en Good Morning America, Demi Moore ha hablado abiertamente sobre los abusos que sufrió cuando solo era una adolescente. Su testimonio lo ha contado también en su biografía 'Inside Out: A memoir'.

Aunque en los 90 Demi Moore se convirtió en una de las actrices más exitosas de Hollywood, lo cierto es que vivió una dura infancia y adolescencia. Cuando tenía 15 años, y según ha contado la propia actriz durante el encuentro con la periodista Diana Sawyer, Moore llegó a casa y vio a un hombre hablando con su madre. Tras abusar de ella, le preguntó '¿Qué se siente al ser prostituida por tu madre por 500 dólares?'. "Fue violación y una traición devastadora", cuenta ahora la intérprete, aunque en el programa explicó que no cree que su madre fuera consciente de una "transacción directa, aunque ella le dio permiso para hacerlo".

Su madre, Virginia King, era alcohólica. Demi Moore creció junto a ella y su marido, al que la actriz consideró su padre hasta que a los 13 años leyó su acta de nacimiento.

Virginia King intentó suicidarse varias veces, y en otro pasaje de su biografía Moore recuerda "usar mis dedos, mis pequeños dedos de niña, para sacarle de la boca las pastillas que mi madre estaba intentando tomarse. Mi infancia ya había terminado entonces, porque hay un momento en que cambia la vida".

Moore también ha contado que su madre la obligaba a ir a bares para que los hombres se fijaran en ella y pudieran sacar algún beneficio. Virginia King murió en 1998.