Ingredientes (4p.):

  • 200 g de judías blancas (cocidas)
  • 200 g de garbanzos (cocidos)
  • 100 g de arroz
  • ½ de liebre
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 6 pimientos del piquillo
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Unas hebras de azafrán
  • 1 hoja de laurel
  • Pimentón dulce
  • Sal
  • Perejil

Elaboración:

  • Corta la liebre en trocitos y colócalos en la olla rápida. Cúbrelos con abundante agua, sazona y cierra la olla. Cuécela durante 20 minutos a partir de que comience a salir el vapor. Retira los trozos de liebre y resérvalos. Cuela el caldo y resérvalo.
  • Pela y pica la cebolla en daditos. Ponlos a rehogar en una tartera con un chorrito de aceite. Retira el rabito del pimiento verde, pícalos de la misma manera y añádelos
  • Pica los pimientos del piquillo e incorpóralos. Rehoga todo bien.
  • Corta el tomate por la mitad y rállalo y resérvalo.
  • Pela y pica los dientes de ajo y añádelos a la tartera. Incorpora la liebre, el tomate rallado y el pimentón.
  • Cocina todo junto hasta que se evapore el agua del tomate.
  • Enjuaga las judías y los garbanzos, escurre e incorpóralos. Añade el arroz y mezcla bien. Incorpora el azafrán, una hora de laurel y 1 litro de caldo. Pon a punto de sal y cocina todo durante unos 20 minutos removiéndolo de vez en cuando. Deja reposar y sirve. Decora con unas hojas de perejil.

Consejo:

  • Podéis hacer el empedrado más seco o más caldoso, pero desde mi punto de vista creo que quedará más apetecible si queda caldoso.