El presentador de 'El Hormiguero 3.0' ha sido ecuánime: duro test para todos, analítica de incoherencias, misma duración para que no haya malos entendidos y rueda de prensa ante Trancas y Barrancas para desengrasar al final del programa.

Una gran precampaña

Santiago Abascal fue el primero en abrir ciclo. Había morbo por ver cómo se comportaba el líder de Vox en 'El Hormiguero', que en la noche de su visita superó los cuatro millones de espectadores y logró su tercer mejor dato de audiencia en sus casi trece años de vida. En ATRESplayer puedes ver su entrevista completa.

Tampoco se fue de rositas Íñigo Errejón, que dice que impondrá una jornada laboral de 32 horas. Motos se lanzó al cuello: "Pero eso es como estar en el país de las maravillas. Reduciendo el tiempo de trabajo los que van a sufrir son los empresarios". Repasa aquí su paso por el programa.

Albert Rivera tampoco se libró de sus dardos: "¿Y si al final las encuestas son ciertas, dimitirías?". El líder naranja puso al mal tiempo buena cara: "Yo es que soy muy optimista. ¿Conoces a una persona optimista que dimita antes del resultado? Los que no pelean no luchan por este país". Y Motos protestó: "Me estás haciendo la largatija". Su entrevista, aquí.

Pablo Casado, esta vez con barba y más relajado que la última vez que visitó el programa, también recibió metralla de Motos: "Os tendríais que ir todos a ver si esto se arregla". El líder del PP, como es costumbre, no perdió la sonrisa. Ya la tienes completa aquí.

Pablo Iglesias

Unidas Podemos adelanta hoy su pegada de carteles y el acto estará liderado por Irene Montero. Y es que Pablo Iglesias visita a Pablo Motos a partir de las 21:45 horas. El líder morado empezará Halloween cerrando el ciclo de entrevistas políticas de 'El Hormiguero'.

Un ciclo en el que Motos no se ha cortado. El propio presentador le explicó su rectitud a Rivera: "Por cuestiones de calendario, en las entrevistas electorales, el primero fue Abascal y se formó un jaleo que no veas y ahora tengo que hacer el mismo programa a todos. Así que ahora te voy a dar".

Al que no le ha podido dar es a Pedro Sánchez, que ha rechazado de nuevo el envite. En la comunicación política se suele decir que el riesgo lo deben tomar los que no van ganando en las encuestas, pero de vez en cuando un poco de valentía no estaría de más...

Dos meses detrás de Sánchez

Motos explicó el trabajo hercúleo que hizo su equipo para intentar tener en plató a Sánchez: "El 19 de septiembre, hicimos la primera llamada sin éxito a Maritcha Ruiz, directora de comunicación del PSOE. 20 de septiembre, insistimos pero no coge el teléfono y le enviamos un whatsapp diciéndole que querríamos contar con todos los candidatos y no contesta. 23 de septiembre, otra llamada de whatsapp sin respuesta".

"El 24 de septiembre, escribimos a Begoña Gómez y responde amablemente que seguro que Maritcha estará llevando la gestión. 25 de septiembre, insistimos con un whatsapp sin respuesta. 30 de septiembre, por fin hablamos con ella, nos dice que todavía no sabe nada y nos pregunta si viene el resto de cabezas de lista y le dijimos que sí", añadió.

Motos explicó que "el 1 de octubre llamamos y no hay respuesta. El 2 de octubre, llamada y whatsapp contándole que ya habíamos cerrado a Errejón y su respuesta fue 'todavía no te puedo decir nada'. 3 de octubre, llamamos sin respuesta. El 4 de octubre, whatsapp sin respuesta. El 7 de octubre, por fin hablamos con ella y nos dice que lo ve muy difícil y esta mañana nos ha confirmado que Pedro Sánchez es imposible, ofreciéndonos a otros candidatos".

"Le hemos dicho que sería una falta de respeto al resto de candidatos, a los que hemos exigido que sean los cabezas de lista o nada porque la gente a quien quiere ver es a ellos. Nos encantaría que Pedro Sánchez viniese, siento que este programa no haya sido capaz de convencerle", añadió.