Porque todas hacemos lo mismo. Lavadora tras lavadora, recogemos, doblamos mal y dejamos que macere la ropa en algún lugar de la casa. Si viene visita la escondes en el armario, mal por supuesto, arrugándose más. Si vives sola, has aprendido a comprarte ropa que se arrugue poco. E incluso puede que hayas llegado al punto de que te dé absolutamente igual si la ropa va a arrugada o no.

Hoy te vamos a dar las claves para que la ropa se arrugue menos. Porque sí es posible.

Tejidos que necesitan poca o nula plancha

Efectivamente, hay ropa que no se arruga, o muy muy poco. Y es ahí donde debes invertir. El lino vintage, por ejemplo, ya tiene aspecto rugoso, por lo que no necesita planchado. Otra tela que apenas necesita planchado y cuando lo necesita es realmente sencillo plancharla, es el satén de algodón.

Tejidos que se van a arrugar mucho

Hay prendas que se arrugan y mucho, y dependerá ya de tus habilidades y del tiempo que tengas, para saber si las quieres o no, o cada vez que las cojas para planchar las vas a odiar. El lino, la seda, algunas prendas de algodón, forman parte de este grupo.

La viscosa o el rayón también son muy delicadas. Son muy frágiles cuando se humedecen, por eso te recomendamos que las laves a mano, siempre que puedas, y las extiendas lo antes posible en una superficie plana y no uses secadora.

Cuidados extras con algunos tejidos

Cuando debamos planchar las prendas plisadas, ya sean blusas, faldas, vestidos… debemos dedicar un tiempo a hilvanar las tablas o si no tienes tiempo y necesitas hacerlo de un modo más rápido, sujetarlas con una pinza para que el planchado no dañe la forma de la prenda y siga siendo plisada. A veces es mejor desterrar estas prendas.

Planchar | iStock

Trucos para que la ropa se arrugue menos

-tender según la lavadora termine. Hay quien se pone alarmas, hay quien controla los tiempos de cada programa. Cuanto más rápido tiendas y de la mejor manera, menos tendrás que planchar, e incluso si lo tienes que hacer, será más fácil.

-si estiras los vaqueros rápidamente y los tienes en perchas o en una zona que no marque nada, puedes estirar las perneras con la mano, ponerlas tersas, y no tendrás que plancharlos.

-con las toallas puedes hacer lo mismo, sacar rápido, estirar lo máximo posible, e incluso hacer algún pliegue si hace sol para que no guarden humedad, y te evitarás tener que planchar.

-hay prendas que vas a tener que planchar sí o sí, como muchas camisas, pero para que el planchado sea más sencillo, utiliza siempre perchas amplias, fuertes, que no marquen, que lleven los hombros redondeados, para que todo sea más sencillo y la camisa vaya cogiendo ya forma.

-si puedes, no utilices pinzas. Las formas naturales de muchas prendas harán que caigan por sí mismas. A veces una barra gruesa es más sencilla que una fina con pinzas para evitar arrugas. Si vas a poner arrugas, sentido común, hazlo donde apenas se noten, ya sea en la axila, en las hombreras, en el interior de la cinturilla de un pantalón, los calcetines por la zona de los dedos para que no se den de sí…

-cómo metamos las prendas en la lavadora es muy importante. No sobrecargues. Pon prendas similares juntas, no muy pesadas con ligeras.

-si usas la secadora, si la doblas rápidamente, en la forma adecuada, como las camisetas, es posible que te ahorres el planchado.

-lee la etiqueta, parece que no, pero de verdad son muy útiles los consejos que dan los fabricantes para el cuidado de las prendas.