Cuando nos depilamos las piernas o las axilas con cuchilla, a los pocos días empieza a asomar el vello. Normalmente aplicamos jabón o crema depilatoria para eliminarlo fácilmente. Ya sea que se encuentren en tus piernas, brazos o axilas, estos trucos te servirán para que el vello no te crezca tan grueso.

Lo primero es elegir la cuchilla correcta para que el vello no se maltrate tanto. En el vídeo te explicamos cuál es el tipo ideal y por qué.

También existen mascarillas caseras, con ingredientes que seguro tienes en tu cocina, que pueden resultar muy efectivas. Aplícalas en la zona problemática cada vez que te depiles con cuchilla para favorecer su efectividad. En el vídeo te enseñamos paso a paso en qué consiste la mezcla y cómo debes utilizarla sobre la piel.

No solo hará que el vello crezca menos grueso, ¡sino que también tardará en aparecer!