Novalife » Útil para ti

DESCARTA SI ESTÁ EN MAL ESTADO

Puntitos blancos en el jamón: ¿está bien o debo tirarlo a la basura?

El color del jamón serrano no es homogéneo, presenta diferentes tonalidades que no llaman nuestra atención. Aun así, cuando aparecen puntos blancos pueden saltar las alarmas. En el vídeo te explicamos si puedes comer jamón cuando tenga puntitos blancos.

Publicidad

El jamón serrano es uno de los alimentos más comunes de la gastronomía española. Este manjar tan demandado es una gran fuente de nutrientes y cuenta con grandes beneficios para la salud. Sin embargo, ¿qué se debe hacer cuando encontramos puntitos blancos? En este vídeo descubrirás si se puede comer o se tiene que tirar.

Además de contar con un sabor tan característico, el jamón serrano es una gran fuente de calcio y ácidos grasos, indispensables para mantener los huesos sanos y combatir el colesterol. También cuenta con un alto valor proteico, beneficioso para los músculos y diferentes áreas del cerebro. Esta carne procesada no contiene hidratos de carbono y es apto para consumirlo en algunas dietas.

Tipos de jamón serrano

La raza del cerdo es la característica principal para poder clasificar las variantes de este alimento. El jamón ibérico procede de los cerdos ibéricos, mientras que el llamado jamón blanco es originario de los que reciben el mismo nombre. La alimentación del animal también es un factor a tener en cuenta, ya que la procedencia de este manjar depende de cómo come el cerdo.

Jamón Ibérico. Presenta tonalidades de colores entre el rosado y el púrpura. La grasa suele estar infiltrada y la textura destaca por ser poco fibrosa. Este jamón posee una apariencia aceitosa y brillante, propia de este tipo de manjar. Además, cuenta con un aroma intenso y muy característico.

Los cerdos ibéricos pueden ser alimentados de tres formas distintas. Aquellos que su dieta se basa en bellotas, presentan un jamón de gran calidad. Los que consumen cebo de campo se crían en amplios espacios, aunque no predominan los cerdos 100% ibéricos, al contrario de los que son alimentados solo de bellotas. Lo mismo ocurre con los que toman únicamente pienso, ya que puede tratarse de animales ibéricos al 50%.

Jamón blanco. El nombre lo recibe por la apariencia del cerdo, ya que cuenta con capa y pezuñas blancas. Este jamón presenta tonalidades claras y un sabor suave. En comparación con el ibérico, sus características son menos intensas.

Algunos factores externos como las temperaturas pueden modificar la apariencia de este tipo de alimentos procesados. Por ello, en este vídeo encontrarás qué debes hacer si encuentras puntos blancos en el jamón serrano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La receta para hacer cachopo de jamón serrano y queso, sin gluten y sin lactosa

¿Cómo cortar un jamón?

Publicidad