Un buen edredón de plumas nos permite descansar a la vez que nos sentimos arropados cada noche. Puede ser que hayas pensado en lavarlo alguna vez, pero que no te hayas atrevido a hacerlo por el miedo a que se estropeara o a que el relleno se quedara apelmazado. En el vídeo superior te explicamos cómo puedes dejar limpio tu edredón y que no se deteriore.

Estos edredones de plumas son ligeros y transpirables, además de ofrecer gran comodidad a la persona que duerme con ellos. Como extra, hacer la cama cuando tienes un edredón nórdico con funda es mucho más sencillo que cuando hay sábanas, mantas y colchas por en medio. Solo tendrás que estirar el edredón y dejarlo en el lugar que desees de la cama.

Si un edredón nórdico con relleno de plumas es bueno y se cuida bien, puede llegar a durar décadas. Por esta razón, es imprescindible que uses siempre una funda para protegerlo de posibles manchas o roturas. La funda del edredón habrá que cambiarla y lavarla cada semana, para mantener la cama limpia y que el colchón no se estropee de forma prematura.

Cuando hagas la cama, es necesario sacudir el edredón antes de colocarlo de nuevo, para así oxigenar su relleno y ahuecar las plumas. De esta forma también se quedará más mullido. Además, debes repetir este paso si has sudado por la noche, para evitar conservar la humedad en tu edredón. Recuerda que, si guardas el edredón durante el verano, debes conservarlo en su envoltorio original para protegerlo de la suciedad y los ácaros.

Sin embargo, si lo que ahora te preocupa es lavar tu edredón de plumas pero te da miedo que se estropee por no hacerlo bien, en el vídeo superior te contamos cómo limpiarlo correctamente en unos sencillos pasos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El truco para limpiar la batidora sin miedo a cortarte

Así es como deberías estar limpiando el fregadero de la cocina