Novalife » Salud

VUELTA AL COLE

¿Vas a llevar a tu niño al comedor? Así debe ser un comedor seguro

Llega la vuelta al cole, y más temida este año que nunca, Covid-19 obliga. ¿Tu niño/a se va a quedar a comer en el comedor escolar? Pues así debe ser para evitar riesgos de contagio por coronavirus.

Comedor escolar

iStock Comedor escolar

Publicidad

Aún no tienes claro qué día empieza tu pequeño/a el cole, lo que sí tienes claro es que lo vas a llevar y que el niño/a debe comer en el centro. ¿Cómo nos aseguramos que esos espacios comunes no sean un foco de contagio de coronavirus? Evidentemente, estos espacios comunes, al igual que sucede en las empresas, son los más delicados y los que mas atención requieren en el diseño de medidas para evitar la transmisión, máxime cuando hablamos de niños pequeños que tienden a levantarse, compartir comida, tenedores, etc.

Hemos hablado con la experta Gemma del Caño sobre cómo debería ser una reapertura segura de los comedores escolares y esto es lo que nos ha contado:

“En general, lo de los comedores me parece dificilísimo de establecer, un desafío, porque si intentamos hacer aulas burbujas no vas a llenar la mesa con los niños de una única clase, aunque debería ser así. Esto sería lo idóneo: que los niños de la misma clase se sienten en la misma mesa, con un espacio entre un niño y otro. Que entren por turnos, si hay que hacer dos o tres turnos, pues que se hagan, para que haya la menor ocupación posible porque no van a llevar mascarilla mientras estén comiendo y eso acrecienta los riesgos. Luego, ventanas abiertas, tiene que haber ventilación. Cada vez tengo más dudas con lo de los sitios cerrados”, explica del Caño. De hecho, los protocolos de algunos colegios ya lo han establecido así: que cada alumno tenga asignado un sitio en el comedor para todo el curso escolar. También prevén que los más pequeños coman en sus aulas, para así evitar más desplazamientos y riesgos.

Comedor escolar | iStock

Del Caño añade: “Más cosas, que la mesa esté colocada pero que cada niño tenga su plato y vaso identificado, que lo recojan ellos, los cubiertos también deben marcados, que ellos mismos los cojan y los lleven a la mesa. Para que la persona que ponga la mesa no contamine lo idóneo es que cada niño recoja su comida y que no se compartan tenedores ni demás. El personal además, tiene que servir con mascarilla, estén los niños con ellas puestas o no en ese momento”.

“Probablemente, habrá que aumentar el personal para vigilar a los niños para que acaben de comer y se vayan enseguida, que no se levanten a otras mesas…”, explica. Con un lavado de manos antes y después de dejar el comedor, nunca está de más recordarlo.

Y por supuesto, limpiezas exhaustivas y más numerosas a lo largo de la jornada y más manos para realizar todas las tareas que van a ser necesarias para este difícil curso escolar que nos espera.

Publicidad