La anemia puede estar provocada por pérdidas de sangre (úlceras de estómago, accidentes o menstruaciones muy fuertes) y aunque, se puede tratar con remedios caseros como zumos naturales o infusiones para casos leves, es importante tener presente consultar un médico cuando hay bajadas graves en los niveles de hemoglobina en la sangre.

Alimentos como la remolacha, las zanahorias y hasta el berro son algunos de los más usados para aumentar el hierro en el organismo. Sin dejar de lado los populares guisos de lentejas y las sopas de ajo de la botica de la abuela.

ZUMO DE NARANJA, ZANAHORIA Y REMOLACHA PARA LA ANEMIA:

Es uno de los zumos más populares a la hora de combatir la anemia y es que la remolacha es uno de los alimentos con mayor cantidad de ácido fólico vitamina B9 esencial para producir glóbulos rojos en la sangre y que además, mezclada con naranjas y zanahorias potencia sus efectos.

Ingredientes:

• 150 gramos de remolacha cocida

• 1 zanahoria pequeña

• 2 naranjas

• 1 cucharadita de miel

Preparación:

• Colocad la remolacha y la zanahoria en un procesador de alimentos.

• Luego, añadid el zumo puro de las naranjas y consumid inmediatamente.

JARABE DE REMOLACHA:

Otra alternativa para consumir remolacha para mejorar la anemia es usarla para hacer un jarabe que se puede consumir diariamente si no os gustan tanto los zumos.

Ingredientes:

• 2 remolachas pequeñas

• Un ramillete de perejil fresco

• ⅓ taza de uvas pasas

• Un puñado de ortiga fresca

• 1 limón entero

• 4 cucharadas de miel

Preparación:

• Coced las remolachas durante 20 minutos y luego, añadid el perejil, las uvas pasas, la ortiga y el limón, previamente troceado y con su peladura. Dejad que se cocine todo durante 20 minutos más.

• Apagad el fuego y dejad reposar la mezcla durante diez minutos para luego, añadir la miel.

• Pasad todo a la batidora para triturarlo bien y colarlo antes de consumir.

Se puede guardar la mezcla en un envase de cristal, preferiblemente oscuro, en la nevera.

Tomad una cucharada sopera, veinte minutos antes de cada una de las tres comidas principales durante, al menos, un mes para empezar a notar mejoría.

Ajos | iStock

SOPA DE AJOS

El ajo tiene innumerables beneficios para la salud y en especial para elevar las defensas, ya que ayuda a proteger el cuerpo de muchas enfermedades porque aporta múltiples vitaminas y minerales. Sin dejar de lado, que estimula los zumos gástricos y hace que se pueda digerir mejor el hierro.

Ingredientes:

• Medio vaso de aceite

• Media cucharada de pimentón

• 2 litros de agua

• 6 dientes de ajo

• 2 rebanadas de pan duro

• Sal

Preparación:

• Machacad un poco los ajos y freídlos en el aceite.

• Cuando estén dorados, añadid el pan y retirad del para que no se queme.

• Luego, agregad el pimentón y el agua y dejad hervir media hora a fuego lento.

ACELGAS CON QUINOA:

La quinoa es conocida su valor proteico y entre sus múltiples beneficios se encuentra su alto contenido en fósforo, magnesio y hierro indispensables para prevenir problemas de anemia.

Ingredientes:

• 1 paquete de acelgas cortadas

• 1 ajo rebanado

• Aceite de oliva

• Sal al gusto

• 1 taza de quinoa cocida

Preparación:

• Colocad las acelgas, el ajo y el aceite de oliva en un sartén y revolved hasta que se reduzca.

• Si es necesario, podéis agregar 2 ó 3 cucharadas de agua para que el salteado no se queme.

• Cuando esté listo, agregad la quinoa y sazonad al gusto con sal y limón.

Otras alternativas para curar la anemia de forma natural:

• Consumir 1 ó 2 dátiles alivian los síntomas de la anemia, relacionados con el cansancio y el agotamiento.

• Los frutos secos contienen innumerables fuentes de hierro, en especial los pistachos y los anacardos.

• Las lentejas tienen más hierro que ninguna otra legumbre. Con lo cual, consumir 1 ó 2 tazas a la semana mejorará la anemia. Al igual que los vegetales de hoja verde como las espinacas y las acelgas.