Novalife » Salud

CORONAVIRUS

Así deben ser tus reuniones familiares para no correr riesgos

No se puede empezar de otra manera: no os reunáis en sitios cerrados y sin ventilación. El momento es crítico y necesitamos controlar muy bien nuestro entorno.

Publicidad

Pero si aún así lo vais a hacer, hagámoslo con seguridad. De momento, y si la normativa no cambia, no podrá haber reuniones de más de seis personas. En eso no hay debate, la ley es la ley y no sabemos si cambiará.

En cualquier caso, se hace necesario actualizar las recomendaciones que se han ido dando para las reuniones según los nuevos datos.

Con las nuevas evidencias sobre aerosoles ponen de manifiesto la importancia de la ventilación. No, con eso no os vais a librar del uno de mascarilla, pero vayamos poco a poco.

Antes de que lleguen:

- Priorizar, si el clima lo permite, realizar el evento en espacios abiertos.

- Ventilar con puertas y ventanas abiertas al menos durante veinte minutos antes.

- Si se va a preparar comida: cocinado correcto de los alimentos, limpieza de superficies y manos y colocar la mesa con los platos hacia abajo y manos limpias.

- Sería interesante identificar los vasos de alguna manera para que durante la comida o sobremesa no haya confusiones.

Al llegar los invitados:

- Lavado de manos durante, al menos, veinte segundos.

- Si se sienten cómodos, que se quiten los zapatos a la entrada. Esto no es por el coronavirus ni mucho menos. Se trata de una práctica de higiene porque en el suelo de la calle hay mucho más que coronavirus. Así que, aprovechando el tirón, podríamos implantar este hábito, sobre todo en niños pequeños (los mayores no solemos poner los pies sobre los asientos o mesas).

- La mascarilla debe permanecer puesta todo el tiempo. De hecho, sería de agradecer que fuera una mascarilla nueva.

- Si hay personas de riesgo y vamos a permanecer más de dos horas, sería recomendable que todo el mundo llevara mascarilla quirúrgica bien ajustada poniendo atención en evitar huecos.

- Si la persona de riesgo quiere ponerse una FFP, no hay problema, pero nueva y sin sobrepasar las 8 horas de uso.

Desinfección de calzado | iStock

- Si se va a comer, colocar las sillas a la mayor distancia entre los comensales, procurando mantener la distancia de seguridad. Es momento de sacar las mesas plegables y mover muebles. La ventilación no evita que debamos seguir manteniendo la distancia de seguridad. Con la ventilación reducimos los aerosoles y con la distancia de seguridad evitamos el contagio por las gotitas de mayor tamaño que emitimos al hablar.

Durante el evento:

- Volver a lavarse las manos antes de comer. Esto es una norma muy anterior al coronavirus, pero nunca está de más recordarla.

- En ciertos eventos en los que se hace uso del alcohol es posible relajar las medidas de higiene necesarias así que deberemos prestar atención a estos momentos o que las personas más comprometidas, se encarguen de recordar las normas básicas.

- No quitarse la mascarilla salvo en el momento exacto de comer. En cuanto terminemos, volver a ponerla. Sí, entre plato y plato también. Sí, en la sobremesa también.

- Evitar hablar alto o cantar. En esos momentos las gotitas que emitimos llegarán más lejos.

- El riesgo de contagio a través de fómites (objetos contaminados) parece ser un poco menor al que se había pensado en un principio. Es una buena noticia, pero, como las evidencias van cambiando a medida que tenemos nuevos y mejores datos, es recomendable seguir evitando pasarse utensilios, pan, botellas…

- Cuando nos quitemos la mascarilla, no la dejaremos sobre la mesa, en el codo o colgada de la oreja, podemos arrastrarla sobre las superficies durante la comida. Es una buena idea tener algunos sobres de papel para que los comensales puedan guardar correctamente la mascarilla.

- Es necesario mantener la ventilación con puertas y ventanas. Si no es posible, ventilar unos cinco o diez minutos cada hora. Estos datos varían en función de la gente que haya y la actividad que se está haciendo, en una clase de 25 niños debería hacerse cinco veces por hora.

- Una vez se ha terminado la comida, la sobremesa debería hacerse con mascarillas y manteniendo la distancia de seguridad si en algún momento la hemos incumplido, el tiempo de exposición es importante y debemos volver a cumplirlo cuanto antes.

Después del evento:

- Deberíamos lavarnos las manos después de recoger platos y vasos.

- Una vez se han marchado los invitados, podemos volver a ventilar durante otros 20 minutos.

- Realizar una limpieza con productos apropiados de las superficies en las que se ha estado en contacto.

A día de hoy parece más claro que es el contacto entre personas lo que aumenta el riesgo de contagio. Con todas estas recomendaciones sólo disminuimos el riesgo, no lo evitamos. Si realmente lo queremos evitar, debemos disminuir nuestras actividades con personas externas a nuestro círculo estrecho.

Publicidad