Aunque vivamos en un país con un gran número de horas de sol al año, es posible que sientas un déficit creciente de vitamina D, precisamente a causa de la falta de exposición solar. Es importante que sea un médico quien determine esta carencia a través de un análisis, pero si crees que tu organismo necesita de esta vitamina, puedes complementar tu falta de sol con estos alimentos frescos y cercanos de nuestra dieta.

Los expertos calculan que el 20% de la vitamina D se consigue a través de la alimentación y el 80% restante a través de los rayos del sol. Aunque un 20% no supla la importancia de la exposición solar, en momentos de ausencia del mismo podemos tomar como referencia. Alimentos con mayor vitamina D:

El pescado azul

Es el rey de la vitamina D, sardinas, caballa, salmón, salmonetes, pez espada o la palometa. Además de la vitamina D nos aportan otros nutrientes esenciales como los ácidos grasos omega 3.

Hongos y champiñones

Los champiñones es una excelente guarnición por su aporte en vitamina D muy sencillos de integrar en cualquier plato y fácil de encontrar. Algunas setas secadas al sol o expuestas a radiación ultravioleta (UV) pueden ser fuentes importantes de vitamina D. En especial para dietas veganas o vegetarianas las setas son una gran fuente alimentaria no animal.

Aguacate

Al igual que las setas esencial para dietas veganas y vegetarianas. Un alimento con un aporte de ácidos grasos vegetales muy potente y que aporta efectos antienvejecimiento, es ideal para untar con el pan el desayuno, ingrediente esencial en una ensalada o un producto que combina muy bien con semillas y cereales como la quinoa o directamente para comer sólo.

Papaya

Este fruto contiene una gama de vitaminas B, C y D muy fuerte. Tanto para ensaladas como fruta a la hora del almuerzo o de la cena.

Marisco

Entre los mariscos con mayor aporte de vitamina D las gambas, los langostinos y las ostras son los que mayor riqueza aportan.

Huevos y queso

Son os productos que contienen menor medida de vitamina D que el resto, aún así los añadimos a esta lista ya proporcionalmente supone una ligera ganancia de la misma. El huevo lo mantiene en la yema no en la clara.

Los quesos que también proporcionan un aporte excelente para llevar una alimentación equilibrada también ayudan a generar la vitamina D necesaria.

Además, ciertos cereales para el desayuno, mantequillas y bebidas a base de soja contienen vitamina D agregada. Consulta siempre las etiquetas y el resto de elementos que estos productos tienen asociados.

¿Tomar el sol a través del cristal de la ventana ayuda a sintetizar la vitamina D que necesitamos?

La respuesta es no. La razón es que la radiación ultravioleta tipo B (UVB) no se filtra a través del cristal, sino que se quedan fuera por lo que no llegamos a conseguir ese aporte en vitamina D.