Novalife » Madres desastre

LLEGA LA PRIMAVERA

Niños y alergias en tiempos de coronavirus, ¿cómo diferenciarla?

Según nos adentremos en el mes de marzo se acerca la primavera que, como dice el refrán, la sangre altera. Pero no sólo altera la sangre, sino que a veces altera los ojos, la nariz, la piel y todo el sistema respiratorio.

Prueba de alergia

iStock Prueba de alergia

Publicidad

Problema respiratorio en época de COVID nos pone los pelos de punta. Pero, ¿qué debes saber y cómo diferenciarla?

¿Qué quiere decir que un niño sea alérgico?

La alergia no es más que una reacción de nuestro organismo, que se defiende contra sustancias extrañas que entran en nuestro cuerpo. Algunos tipos de alergenos (la sustancia que provoca la alergia) entran por el aparato digestivo, como los alimentos, o atravesando la piel, como ocurre con las picaduras de insectos. Pero hoy vamos a tratar sobre alergia en primavera, esa que causa clínica de tipo respiratorio y, a veces, asocia clínica ocular.

¿A qué sustancias suelen ser alérgicos los niños? Se conocen como aeroalérgenos, ya que son sustancias que van en suspensión por el aire.

1. Pólenes de distintas plantas. Son los que más frecuentemente causan alergia en primavera. Cada planta tiene una época de polinización diferente, cuando le ocasionará clínica al niño.

2. Mohos. Suelen estar más relacionados con los días de lluvia o la presencia de humedades en casa que con la primavera.

3. Ácaros del polvo. Ahí lo que notaremos es que los niños se ponen peor en los días de limpieza o cuando entran a sitios llenos de polvo.

4. Epitelio de animales. Los niños tendrán síntomas en cuanto entran en contacto con animales (tipo perro, gato, caballo...).

Alergia | iStock

Algo que genera muchas dudas a las familias es: ¿Puede ser un bebé alérgico a aeroalergenos? ¿Se hereda la alergia?

La respuesta es no a ambas preguntas. Lo mismo que a los alimentos sí, a los aeroalergenos no es posible ser alérgico desde bebé. Para que uno sea alérgico a algo, primero tiene que haber entrado en contacto previamente y haberse sensibilizado. Por eso no pensamos en alergia en bebés con moqueo permanente. Con respecto a la herencia, suele haber una cierta predisposición en tu hijo si tú eres alérgica, pero heredarse como tal, no se hereda.

¿Qué síntomas vamos a notar si tu hijo tiene alergia en primavera?

Estornudos en salvas, moqueo nasal claro, picor de nariz y congestión nasal serán los síntomas que veremos en caso de rinitis alérgica. En ocasiones también asocia picor del paladar. Otro problema que puede aparecer a la vez o sin rinitis es la conjuntivitis alérgica. ¿Los síntomas de ésta? Ojo rojo, que pica y lagrimea. Si lo piensas, cuando la clínica es nasal puede parecerse a la clínica de la COVID-19, es cierto. Pero el picor de nariz o de ojos suele ser característico de la alergia y no aparece en la infección por SARS-CoV-2, así que en eso es en lo que nos debemos de fijar. Además, otra cosa muy característica de la alergia es que se relaciona con la aparición de los aeroalergenos que hemos estado repasando. En caso de los pólenes, los síntomas aparecerán en la época de polinización del árbol o la planta, aunque a veces las fechas típicas de polinización se nos adelantan o retrasan con este clima tan loco que tenemos. Los ácaros, los mohos o la alergia a epitelio de animales las sospecharemos en caso de que los síntomas aparezcan relacionados con esas situaciones concretas.

Vale, una vez que sabemos diferenciar una de otra, la siguiente pregunta es: ¿y qué hacemos?

Si tu hijo tiene rinitis o conjuntivitis alérgica necesitará tratamiento para su alergia en primavera. Será vuestro pediatra quien os indique el tratamiento. Sólo te dejamos unas orientaciones de lo que suele incluir:

1. Lavados nasales si hay congestión nasal.

2. Un antihistamínico en jarabe o comprimidos en caso de que tenga picor de nariz o de ojos.

3. Corticoide nasal en spray. Si a pesar del antihistamínico, hay mucha obstrucción nasal, picor y estornudos.

4. Gotas para los ojos si están muy rojos o pican mucho.

5. En caso de que el alergólogo lo considere necesario, os indicarán vacunación frente a lo que tu hijo es alérgico, pero no siempre es necesario, dependerá de su evolución.

Publicidad