Novalife » Cuídate » Nutrición

DIETAS ANTES DE NAVIDAD

Todo sobre la dieta del agua, el nuevo régimen de los famosos

Los entrenadores personales de las estrellas han revelado el secreto para mantener la figura, incluso durante las navidades: la dieta del agua.

Publicidad

¿Sabías que la dieta del agua es la única que no tiene ningún tipo de contraindicaciones? Esto tiene una razón de ser muy obvia: beber mucha agua es bueno para el cuerpo y, por lo tanto, también lo es para mantener la línea.

Así de fácil. El truco de los expertos para sobrevivir a la época navideña sin ganar ni un kilo de más, sorteando los atracones y sin tener que esconderse del mundo una vez acaben las vacaciones es muy sencillo: beber mucha agua. En concreto, al menos ocho vasos al día.

Los beneficios de una buena hidratación son múltiples. No solo para el peso o la piel, sino para todo el cuerpo en general. Lo aseguran algunos de los entrenadores personales más perseguidos por las actrices y los actores de Hollywood. De ahí que seguir la dieta del agua haya causado tanto furor entre las celebrities. Se trata de un plan de adelgazamiento fácil y efectivo que no tiene ningún efecto secundario para el organismo. ¿Quieres saber cuáles son sus ventajas?

Pesarse | iStock

Efecto saciante

Beber un buen vaso de agua antes de comer o durante las comidas ayuda a llenar el estómago, estimulando así la sensación de saciedad. De hecho, hay estudios que demuestran que beber agua antes de las comidas ayuda a ingerir un 13% menos de calorías, lo que en un almuerzo de alrededor de 2000 calorías significa quitarse al menos 260. Pruébalo siempre que tengas delante la tentación de un atracón estas fiestas.

Aporta energía al cuerpo

Los síntomas de una mala hidratación pueden ser cansancio, dolores de cabeza, disminución de la concentración y deterioro cognitivo. La mejor prueba de ello son las resacas. Un cuerpo cansado tiende a moverse menos y gastar menos energía, y lo mismo ocurre con la mente. Beber mucha agua evitará esta pérdida de energía.

Estimula el metabolismo

Algunas investigaciones han demostrado que beber agua ayuda al cuerpo a quemar calorías. Al parecer, beber más de medio litro de agua al día acelera el metabolismo aproximadamente un 30%.

Controla la ansiedad

Una de las principales razones por las que tendemos a picar entre las comidas principales es el aburrimiento, la necesidad de hacer algo. Y muchas veces, tener algo en la boca calma esa ansiedad.

Beber agua ayuda a mantener las manos y la boca ocupadas y a dejar de pensar en las ganas de comer. Si este líquido insípido te parece demasiado soso como para andar todo el día con la botella a cuestas, prueba a aromatizar el agua con un poco de limón o unas hojas de menta. De esta manera tendrás la sensación de beber una bebida fresca y diferente, sin añadir calorías.

No tienes hambre, tienes sed

Los síntomas son los mismos, y nuestro cuerpo a menudo confunde las dos sensaciones. Así que a partir de ahora, cuando sientas el clásico gusanillo en el estómago a media tarde en la oficina, intenta beber agua en lugar de correr hacia la máquina de vending. Si la sensación de hambre permanece, asegúrate de beber también después de comer, para sentirte más lleno.

8 vasos de agua al día para obtener resultados

En general, los entrenadores personales recomiendan la regla de ocho vasos al día, que equivale aproximadamente a un litro y medio de agua y representa la dosis ideal. Pero no hay ninguna verdad absoluta sobre la cantidad de agua que debemos ingerir para empezar a ver los resultados en nuestra figura.

Sin embargo, sí hay un truco para estar seguro de haber bebido lo suficiente. Vigila el color de la orina, pues se aclarará a medida que se vayan eliminando las toxinas. Bebiendo la suficiente cantidad de agua al día esta deberá ser casi transparente.

Publicidad