Porque es mucho más factible de lo que tú crees. Sólo tienes que mirar a tu alrededor y encontrarás muchos útiles que pueden hacer las veces de gimnasio, hasta una manera de conocer más de cerca cada rincón de tu casa. No serás la más fuerte de tu vecindario, pero tendrás un cuerpo fibroso sin gastar ni en una esterilla.

1. Sentadilllas

Si eres una apasionada del fitness, sabrás que la postura es clave, y hacer sentadillas con la espalda recta es una manera perfecta para estar en forma utilizando simplemente la pared.

2. Flexiones

Puedes hacerlas en el pasillo, en el salón, delante de la televisión, a los pies de la cama… Puedes hacerlas donde quieras y no necesitarás nada. Ni siquiera una alfombra, aunque puedes recurrir a ella por comodidad.

3. Pesas

Si quieres empezar a crear una rutina para potenciar los brazos, no te compres aún mancuernas, utiliza bricks de leche. Un kilo, sí, pero si no estás acostumbrada a hacer pesas, practica varias semanas hasta conseguir un tono muscular más fibroso antes de pasar a otro nivel. También puedes hacerlo con packs de arroz, azúcar, garbanzos… La versión con las botellas de vino no es tan recomendable porque si se cae el cristal, el estropicio es grande.

4. Dominadas

Necesitarás el marco de una puerta, una barra muy resistente con topes de goma para no estropear la madera, y que ajuste a la perfección en el interior de la puerta. Subir tu propio peso será un ejercicio duro, pero te sentirás como una auténtica ‘crossfitera’ dentro de un box.

5. Steps

Puedes salir a correr al lado de casa, puedes subir y bajar los escalones de tu portal, o si casa tiene varias plantas, ya tienes un lugar donde practicar y potenciar piernas. Con un solo escalón puedes practicar saltos y sprint de manera sencilla. Con todos los escalones potenciarás el core, la resistencia de piernas y los glúteos.

6. Bicicleta

No hay casa que se precie que no tenga guardada en un armario una bicicleta estática. Es el momento de ponerla en el salón y machacarte a correr y hacer kilómetros.

Bicicleta estática | iStock

7. Boxeo

Si no tienes un saco, no pasa nada, puedes hacerte uno de manera sencilla. Pero con que practiques los saltos, la postura, y el lanzamiento de brazos, ya estarás ejercitando todo el tren superior, los músculos abdominales y definiendo el contorno de tu cintura. Si te haces con una pareja con la que practicar postura y movimientos, mejor que mejor, ya que además potenciarás la fuerza.

8. Planchas

Es uno de los ejercicios de fitness más potentes. Como con las abdominales, no necesitas nada para realizarlas. Tirarte al suelo y aguantar tu peso sobre tu ante brazo. Un ejercicio sencillo y muy eficaz para tonificar toda la musculatura.

9. Saltos en tijera o jumping jacks

Necesitarás un poco más de espacio, pero no demasiado. Los saltos de tijera en posición de pie parten de los pies juntos y las manos en reposo sobre las caderas, para ejecutar saltos abriendo y cerrando piernas y brazos a la vez.

10. Mountain Climbers

La postura es muy similar a como si fueras a hacer flexiones; debes llevar las rodillas al pecho alternando las piernas y rebotando sobre las puntas de los pies. Trabajarás más los abdominales cuanto más rápido los hagas.