Protestas

Desalojado a la fuerza un grupo de estudiantes de la Universidad de Sevilla

Al menos uno de los estudiantes resultó herido leve por los forcejeos con la Unidad de Intervención de la Policía Nacional. El colectivo estudiantil US por Palestino mantenía desde hace un mes una acampada en las instalaciones de la universidad que la tarde del lunes derivó en el encierro en el decanato de Filología.

Publicidad

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Sevilla ha sido desalojado la noche del lunes por la Unidad de Intervención de la Policía Nacional (UIP) tras haber protagonizado un encierro en el decanato de Filología y Geografía e Historia.

Los estudiantes pro Gaza, que habían ocupado la zona del decanato, se resistieron con fuerza a abandonar las dependencias de la dirección universitaria, tal y como se puede ver en los numerosos videos que circulan por las redes sociales y que ellos mismos han difundido a través de sus cuentas.

La tensión se apoderó de la situación. Mientras los estudiantes se oponían con todos los medios posibles a la entrada de los agentes en las dependencias ocupadas, éstos hacían lo propio para vencer la resistencia de los jóvenes. La Unidad de Intervención tuvo que emplear en varias ocasiones las porras. Al menos uno de los estudiantes ha resultado herido leve por los forcejeos y golpes.

Los jóvenes han sido identificados por la Policía Nacional

Los jóvenes que protagonizaron la ocupación fueron identificados por la Policía Nacional, pero no se ha producido ninguna detención, según ha confirmado el delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández.

El encierro en el decanato comenzó por la tarde. Lo llevó a cabo parte del grupo de estudiantes del colectivo US por Palestina que mantenía desde hace aproximadamente un mes una acampada en las instalaciones universitarias. El desalojo forzoso tuvo lugar en torno a las 23:30 de la noche, lo que obligó al Rectorado de la Universidad de Sevilla a cerrar el acceso general al edificio de la Fábrica de Tabacos.

Esta mañana, aunque la universidad amanecía aparentemente tranquila, la gran reja de la entrada permanecía cerrada, reflejo de la tensión vivida en su interior horas antes.

El comunicado de la universidad

El Rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro Arroyo, ha publicado comunicado dirigida a la comunidad universitaria, "en las últimas semanas, nuestra Universidad ha sufrido en el entorno del Edificio Central, donde se hallan el Rectorado y nuestro Campus de Humanidades, la ocupación de nuestros espacios por parte de un conjunto de personas que han ido progresivamente deteriorándolos y han limitado el libre movimiento y desarrollo de las actividades de esta Institución pública de Educación Superior".

Según el Rector, se han producido varios intentos de dialogo con los protagonistas de la protesta, pero sin éxito. "Todos los intentos de reconducir su inaceptable actitud han sido infructuosos, sin que haya podido apreciarse voluntad alguna de diálogo por parte de los miembros de ese colectivo que incluso en reiteradas ocasiones ha rechazado identificarse ante los representantes de la Universidad".

Castro Arroyo destaca la actitud hostil de los estudiantes pro Gaza, "las actuaciones de estos individuos han ido incrementando su hostilidad y agresividad en las últimas fechas, creciendo la indignación de nuestra comunidad y aumentando las dificultades para el desarrollo de las actividades académicas en este momento del curso académico de singular importancia y trascendencia para nuestro estudiantado".

"En el día de ayer, un conjunto de estas personas ha asaltado el decanato de la Facultad de Filología, ha ocupado sus dependencias montando barricadas con diverso material de nuestro mobiliario y ha agredido a una persona contratada en nuestra institución", describe el rector.

Como Rector, "ante la gravedad de los acontecimientos, ante el preocupante avance de la hostilidad, y ante la responsabilidad ineludible de mantener el desarrollo de las actividades académicas programadas, así como la de defender los derechos de nuestra plantilla y el patrimonio público cuya salvaguarda nos corresponde garantizar" Miguel Ángel Castro Arroyo solicitó a la Delegación del Gobierno que interviniese, "que se proceda a la identificación y al desalojo de estas personas" y además que "se proceda al desalojo para el posterior desmantelamiento de la acampada establecida en el jardín ubicado en la lonja de este edificio, el cual tiene la catalogación de bien de interés cultural especialmente protegido".

Atendidas ambas solicitudes, el rector agradece la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y pide disculpas a la comunidad universitaria "que ha resistido con educación académica y con lealtad institucional toda esta situación".

El Rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro Arroyo, concluye el comunicado asegurando que "en nuestra Universidad, nadie es más que nadie. Y en nuestra Universidad cada uno tiene la responsabilidad democrática que nos hemos otorgado en nuestro sistema de autogobierno. No permitiremos que nadie vulnere eso. Son nuestros principios, para estudiantes, para personal técnico, de gestión y de administración y servicios y para docentes. Nunca permitiremos que individuos aislados marquen nuestro rumbo".

Los estudiantes aseguran: "El rector miente"

Sin embargo, los representantes del grupo de estudiantes US por Palestina han manifestado que "el Rector miente", al ser preguntados por Antena3 Noticias. Aseguran que la acampada siempre se ha producido en términos pacíficos y que no se han negado a mantener el diálogo con las autoridades universitarias.

El colectivo, antes del desalojo, difundió este comunicado en el que explicaban el motivo por el cual tomaban la decisión de proceder al encierro dentro de las dependencias del decanato.

"Al mediodía de hoy lunes 10 de junio estudiantes de la Acampada por Palestina que lleva cuatro semanas instalada en el césped de la Real Fábrica de Tabaco hemos decidido dar un paso más adelante en nuestra lucha ocupando el decanato de filología de la Universidad de Sevilla.

Entendemos esta ocupación como una nueva escalada de la presión social al equipo rectoral cuya única respuesta a nuestra invitación a una reunión ha sido el silencio.

Recordamos que, aunque el rector Miguel Ángel Castro Arroyo se esfuerce en difundir el mensaje de que la US ya haya roto relaciones con Israel, la realidad es otra: en el Claustro del 27 de mayo solo se suspendieron temporalmente las relaciones con dos universidades israelíes hasta que estas se comprometieran con la paz, una condición que carece de criterios claros y no garantiza una interrupción duradera de los vínculos académicos. Como si fuera poco, el rector además se niega a nombrar el genocidio contra el pueblo palestino como tal y sigue hablando de un conflicto, como si se tratará de una guerra entre iguales. No se ha hecho mención alguna a las relaciones de US con empresas y entidades financieras patrocinadoras del genocidio como el banco Santander.

Desde la Acampada calificamos estas medidas como absolutamente insuficiente y denunciamos el intento de desinformación del rector a la hora de difundir la falsa imagen de una ruptura de relaciones. Exigimos el cese definitivo de cualquier vínculo institucional de la US con universidades israelíes y empresas privadas que financien la violencia contra la población palestina. Ocupamos el rectorado para forzar al rector a romper su silencio y escuchar la voz del estudiantado que no está dispuesto a consentir la complicidad de la universidad con el genocidio.

Nuestro encierro será indefinido e, igual que la Acampada, se mantendrá hasta conseguir un avance tangible en la lucha por nuestros objetivos. Invitamos a todos los movimientos sociales de Sevilla, así como a las personas individuales comprometidas con la causa palestina a acercarse al rectorado a mostrar su apoyo a las estudiantes encerradas.

¡Desde el río hasta el mar, Palestina vencerá!".

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad