Propone un contrato único para eliminar las diferencias entre los trabajadores fijos y los temporales, con indemnización de 20 días para todos. Para Rivera la solución a la precariedad es ese contrato único y apoyo a los autónomos y la natalidad, de esta forma piensa que se podrán además mantener las pensiones.